Prueba para Carámbula

ASSE busca tercerizar cargos en medio de conflicto sindical

Proyecto de Rendición de Cuentas crea comisión para nuevos contratos.

Marcos Carámbula. El presidente del directorio de ASSE encabeza negociaciones. Foto: Ariel  Colmegna.
Marcos Carámbula. El presidente del directorio de ASSE encabeza negociaciones.
Foto: Ariel Colmegna.

El presidente del directorio de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Marcos Carámbula, fue bien claro en su balance de gestión realizado a tres meses de asumir su cargo: alcanzar una "progresiva destercerización" para "mejorar y optimizar el gasto" de los recursos; pero en los papeles parece no ser tan así.

Según supo El País, el proyecto de ley de Rendición de Cuentas que elaboró el Poder Ejecutivo y que debe ser enviado al Parlamento antes del 30 de junio, establece la creación en 2019 de una Comisión Administradora de Unidades Productivas de ASSE que será capaz de "contratar personal y realizar gastos de funcionamiento e inversiones" en los distintos hospitales y centros de salud.

Pero lo que más llama la atención es que la nueva unidad tendrá potestad para tercerizar ya que se trata de "una persona jurídica de derecho público no estatal". La misma financiará el Fondo Nacional de Recursos (FNR) y los denominado "planes pilotos", es decir, todos aquellos proyectos de ASSE que hoy son muy rentables como los servicios oncológicos, el Hospital de Tacuarembó o el futuro IMAE en ese departamento.

El proyecto es rechazado por los funcionarios de ASSE que entienden que en su estructura, el proyecto es similar a las conocidas comisiones de apoyo, un sistema cuestionado por aquellos que denuncian irregularidades en ASSE ya que permite contratar directamente a un funcionario sin que necesariamente deba ser presupuestado en el organismo, lo que implica un salario inferior al que sí lo es, entre otras cosas. "Ahora no lo quieren reconocer, dicen que es un borrador idéntico al de la comisión de apoyo porque antes crea cargos", dijo a El País, el presidente del sindicato de Salud Pública, Martín Pereira, quien agregó estar "en contra porque supone crear una nueva tercerización en ASSE".

Pero desde el propio organismo, se señaló a El País que el proyecto es apenas un borrador que será discutido con todas las partes. El gerente general de ASSE, Alarico Rodríguez, dijo a El País que "es simplemente un borrador que al sindicato le parece que apunta a la tercerización". Añadió que "es eso, es un borrador a discutir porque está claro que no hay una decisión de incluirlo en el articulado, podrá estar o no estar". El tema estará planteado esta mañana en la reunión que mantendrán la directora Marlene Sica, Alarico y los representantes de la FFSP en la sede central del organismo, el ex Edificio Libertad. Allí también se pondrá sobre la mesa la posibilidad de "reconvertir" eventuales gastos no ejecutados el año pasado de forma de volcarlos en recursos para el pago de salarios a trabajadores y en más recursos humanos.

La noticia surge en medio de un conflicto sindical por reclamo presupuestal. El incremento dispuesto por el Poder Ejecutivo para los dos próximos años en materia de salud será en su totalidad para la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) por un monto total de más de US$ 2 millones, destinado para el rubro de Recursos Humanos y para el nuevo Hospital de Colonia y el Hospital Pasteur. Esto apenas alcanza para contratar a unos 100 enfermeros, según entienden en la federación, por eso se activó ayer un paro de 24 horas.

Rendición.

El presidente del directorio de ASSE, Marcos Carámbula dijo la semana pasada en el marco de una rendición que realizó el directorio a tres meses de su ingreso, que "hemos abierto todas nuestras cuentas para estudiar de qué mejor manera invertir en ASSE que tiene un presupuesto de 1.100 millones de dólares y hay muchas cosas para optimizar".

En esta segunda etapa denominada "segunda reforma sanitaria", ASSE apuesta a la categorización de los trabajadores, generará un estatuto del funcionario y pretende alcanzar una "progresiva destercerización" para "mejorar y optimizar el gasto" de los recursos, señaló Carámbula.

ASSE atraviesa un complejo mar de denuncias por irregularidades en su gestión, la mayoría por contratar con empresas que eluden concursos públicos o que pertenecen a los propios funcionarios o directores de hospitales tal y como ocurrió en el Hospital de Bella Unión. En otro caso muy conocido, el director del Hospital de Rivera, Andrés Toriani, contratado por comisión de apoyo, fue cesado de su cargo por transponer fondos públicos para pagar salarios de más de 60 médicos, con rubros que no estaban destinados para ello.

Pit-Cnt hará paro general y pide reunión con Vázquez

El presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, dijo anoche a El País que la central hará "todo lo que esté a su alcance" para modificar el proyecto presupuestario y anunció que pedirá una reunión con el presidente Tabaré Vázquez. El 28 de junio el Pit-Cnt marchará desde la Universidad de la República al Palacio Legislativo. El paro general resuelto para el 25 de julio solamente se revertirá si la rendición cambia "drásticamente". "No se crean cargos para escuelas que se están construyendo. Hay 100 escuelas sin auxiliares. No hay nada para la salud, por quinto año consecutivo", protestó Pereira. A su juicio deben revisarse las exoneraciones impositivas y analizar la suba de los impuestos al Patrimonio y el IRAE y a las herencias.

Bergara defendió criterios en los que se basa la Rendición de Cuentas
Mario Bergara. Foto: Marcelo Bonjour

"El gobierno está dando una respuesta prudente con equilibrio entre la responsabilidad de las cuentas y seguir contribuyendo con lo que resta por hacer en la economía y la sociedad uruguaya", sostuvo ayer el presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), Mario Bergara, en referencia a los criterios del proyecto de Rendición de Cuentas y el orden fiscal, que "es necesario mantener para seguir teniendo una macroeconomía estable".

Bergara afirmó que entre los desafíos que tiene el gobierno está el fiscal, que considera ordenado, pero que requiere una adecuación, que "ya ha sido planteada y se realiza en un marco de serenidad". Añadió que la reformulación del proyecto de Rendición de Cuentas va en esa dirección.

Durante su exposición en el foro "Desayunos útiles" de la revista Somos Uruguay, el titular del BCU profundizó en ese concepto y dijo que la Rendición de Cuentas seguirá una trayectoria descendente del déficit fiscal, lo cual es una señal fundamental.

"Entre los desafíos que tiene la economía uruguaya hoy, está el mantener un déficit ordenado, lo cual, en la actualidad, no genera dramatismo en el gobierno, pero sí atención, como para ver la necesidad de que debe reducirse", explicó.

La Rendición de Cuentas tiene el prudente equilibrio entre la responsabilidad fiscal, por un lado, y la necesidad de seguir apoyando con presupuesto las prioridades en materia educativa, salud, infraestructura, seguridad y vivienda, con una trayectoria de déficit fiscal a la baja, que es importante para seguir consolidando la sustentabilidad de las cuentas públicas, para que no implique, a largo plazo, un creciente endeudamiento, sostuvo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º