ESTRATEGIA DE SALUD

ASSE asiste a 22 llamados al mes en "zonas rojas" de Montevideo

Aplican nuevo protocolo que garantiza seguridad al personal de la salud.

Personal de móviles de ASSE destacan nuevo protocolo de seguridad en asistencia. Foto: Archivo El País
Personal de móviles de ASSE destacan nuevo protocolo de seguridad en asistencia. Foto: Archivo El País

"¡Mandamos apoyo policial!"; la confirmación de la Mesa Central de Operaciones abría paso a la ambulancia que pretendía penetrar en el oscuro barrio Casavalle. La médica, enfermera y el chofer del Servicio de Asistencia Médica Extrahospitalaria SAME 105 —la emergencia de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE)— concurrían a la asistencia de una paciente por un dolor en el pecho, probablemente por un cuadro de angustia.

Malvín Norte, Cerro Norte, Casavalle, Borro y Casabó: los barrios menos preferidos por los médicos de emergencia son los considerados "zonas rojas" por los propios trabajadores. En ASSE prefieren llamarlas "zonas de riesgo", por eso, se estableció un protocolo de actuación para el personal que debe atender en estos casos.

Los policías de la Guardia Republicana realizaron un "peinado" en los barrios Casavalle y Borro buscando al responsable. Foto: Marcelo Bonjour
Operativo policial en Casavalle. Foto: Marcelo Bonjour

"¿Demoran mucho? porque si no, o hay que pedir apoyo o hay que irse, porque andan a los balazos en la cuadra paralela"; gritó desde afuera de la casa del paciente, un efectivo policial que esperaba al equipo de salud. Afuera, un grupo de personas se enfrentaba a punta de pistolas en un episodio que resultó con un hombre herido de bala en la pierna.

El protocolo de seguridad en la escena de atención médica extrahospitalaria considera que los llamados nocturnos de baja complejidad se transfieran para el turno diurno siguiente. También estipula que durante la atención médica, el equipo asistencial y la mesa de operaciones deben estar en permanente contacto en caso de percibir alguna situación de riesgo.

Equipos de emergencia médica de SAME deben asistir unas 22 consultas de este tipo por mes en diferentes zonas de Montevideo, explicó a El País, el director de SAME 105, François Borde. "El proceso empieza cuando se llama al 105 o cualquier servicio privado, si el centro coordinador concibe que puede llegar a existir riesgo, se desencadena el procedimiento habitual", explicó. La percepción de peligro lo es todo en este tipo de casos: ¿qué ocurrió?, ¿dónde es?, el horario, todos son elementos cruciales para definir si puede existir algún tipo de riesgo para el equipo de salud.

Borde narró que toda la información recabada por el equipo de salud se transmite al móvil policial para que conozca el panorama al que se enfrenta.

Una médica de SAME 105 que prefirió mantenerse en el anonimato indicó a El País que "existen zonas que son conocidas como rojas, otras que no están catalogadas como tales pero que hoy por hoy son complicadas. En realidad no es que no se entre en ningún lugar de estos, solo que hay lugares en los que es complicado, por ejemplo Marconi y el Borro, en horas de la noche".

La funcionaria de ASSE narró que "lo que se hace es pedir apoyo policial apenas caiga el sol" pero que "a veces llegamos a un punto de encuentro con un patrullero y le explicamos a qué lugar vamos". Añadió que la central de operaciones puede determinar que no estén dadas las garantías para el ingreso al barrio, entonces en esos casos, el ingreso o no a la vivienda queda a entera consideración de la Policía.

Luego de la constitución de una Comisión Multi Institucional por la Seguridad del Personal de Atención Extrahospitalaria (Comsepae); el Poder Ejecutivo elaboró un manual de procedimiento denominado: "Protocolo de seguridad en la escena de atención médica extrahospitalaria".

VIOLENCIA

Polémica por agresión a un médico en Florida

El Sindicato Médico del Uruguay rechazó a fines del año pasado “la agresión física sufrida por un colega médico en el departamento de Florida mientras realizaba un llamado del servicio 911”. “Repetimos nuestro total repudio a toda reacción violenta contra los profesionales médicos y nos solidarizamos con el colega”, expresó el sindicato en un comunicado publicado en su página web. Además afirmaron que estos hechos son “motivo de preocupación constante” ya que suceden “reiteradamente en nuestros hospitales”. El hecho ocurrió cuando el médico, que estaba de guardia en una ambulancia, debió atender a un llamado realizado mediante el servicio de 911. Al llegar a la casa que había realizado el pedido, intentó trasladar a un joven que, a cambio, lo golpeó por razones desconocidas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º