Salud

Aplazan discusión para subir impuesto a refrescos

Oficialismo enviará proyecto de Unidad Popular a comisión.

Gaseosas: al igual que ya ocurre en México, Unidad Popular propuso aumentar los tributos a las bebidas azucaradas en Uruguay.
Gaseosas: al igual que ya ocurre en México, Unidad Popular propuso aumentar los tributos a las bebidas azucaradas en Uruguay.

Uruguay es el segundo país en América Latina en consumir mayor cantidad de bebidas azucaradas, solo precedido por México. Su alto consumo está asociado a las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. Por eso, Unidad Popular incluyó en el proyecto de ley de Rendición de Cuentas un artículo que propone elevar los impuestos para este tipo de bebidas, lo que generó diferentes posiciones en el Frente Amplio, que decidió no votarlo y pasarlo a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados.

El diputado del Frente Amplio Luis Enrique Gallo dijo a El País que el proyecto propuesto "es interesante", pero que se "desglosará" para analizarlo en la Comisión de Salud junto al polémico artículo 188 de la Rendición. Este exime al Estado de cualquier tipo de atribución de responsabilidad por la no inclusión de medicamentos de alto costo en el Formulario Terapéuti-co de Medicamentos (FTM), que autoriza el Ministerio de Salud Pública para las instituciones del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS).

Este jueves el semanario Búsqueda informó de la propuesta realizada por el diputado de Unidad Popular Eduardo Rubio, quien indicó a El País que es claro que en el oficialismo hay matices con respecto a lo que él plantea. "Si lo quieren trancar no lo votan, si no votan en contra es porque hay gente en el Frente Amplio que quiere", apuntó.

Levantando la mirada hacia México, país en el que ya se instrumentó una normativa de este tipo, Unidad Popular busca elevar los montos del Impuesto Específico Interno (Imesi), a las bebidas con altos niveles de azúcares. Las bebidas sin alcohol elaboradas con un 10% como mínimo de jugo de frutas que pagan 22%, tendrían una tasa de 35%; los refrescos amargos sin alcohol o aperitivos no alcohólicos que están en el 30%, subirían al 50% y en los casos que contengan azúcar y las bebidas sin alcohol no comprendidas en las anteriores, que tienen una tasa del 30%, pasarían a tener 50%.

Destino financiero.

De aprobarse, el proyecto propone asignar el 50% de lo recaudado por el incremento al Fondo Nacional de Recursos (FNR) con destino "a la compra y otorgamiento de bombas de insulina y los insumos para su mantenimiento".

La bomba es un pequeño aparato que introduce pequeñas cantidades de insulina en el cuerpo de un diabético todo el día gracias a un mecanismo regulador.

Por otro lado, el otro 50% de lo recaudado se destinaría a una comisión que se creará para "la formación de técnicos para la redacción de los protocolos para el uso de la bomba de insulina, y un equipo multidisciplinario destinado a la capacitación de pacientes para el uso de la misma".

Según el petitorio de la Asociación de Diabéticos del Uruguay (ADU) "la utilización de la bomba de insulina otorga beneficios clínicos y valor terapéutico contundentes, a través de evidencias con total grado de cognición. En efecto, la mortalidad de la diabetes tipo 1 por complicaciones es aún muy elevada".

Podrían recibir los dispositivos las mujeres con diabetes que desean programar su embarazo; pacientes que padecen hipoglucemias nocturnas asintomáticas; pacientes con inestabilidad en su tratamiento, y pacientes que requieran determinadas dosis de insulina, que no pueden ser suministradas a través de los métodos convencionales.

La exposición de motivos del proyecto de ley que incluye una carta de la ADU, señala que "el costo de la bomba de insulina con sensor continuo de glucemia y transmisor es de alrededor de US$ 9.000". Además, "posee una vida útil estimada aproximada de ocho años, cuatro de los cuales son cubiertos por la garantía del proveedor".

Estudios recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el World Cancer Research Fund concuerdan que "los factores más importantes que promueven el aumento de peso y la obesidad, así como las enfermedades no transmisibles (ENT) conexas, son: el consumo elevado de productos de bajo valor nutricional y contenido alto de azúcar, grasa y sal (denominados en este documento como productos de alto contenido calórico y bajo valor nutricional), como los snacks y la comida rápida salada o azucarada; la ingesta habitual de bebidas azucaradas y la actividad física insuficiente".

De acuerdo a la "Encuesta de Nutrición, Desarrollo Infantil y Salud. Informe de la Segunda ronda" que fue publicado en mayo de este año, "el exceso de peso continúa siendo el problema nutricional más relevante". Uno de cada tres niños (36%) presenta un peso para su talla mayor al esperado, en tanto la tercera parte de estos (12%) presenta exceso de peso. Las ventas de bebidas con azúcar agregado y por ende su producción y consumo, han aumentado en todos los continentes del mundo.

Rubio: "Por lo menos lo pasan a la comisión"

El diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio, no desaprobó que el Frente Amplio haya decidido "por lo menos" pasar el tema a la comisión: "Queremos que se apruebe en comisión, pero si no podemos, no podemos", añadió. Rubio está vinculado a los temas de la salud. Por ejemplo, fue el miembro denunciante en la comisión investigadora de la Administración de los Servicios del Estado (ASSE) y la denominada "megaestafa" al Fondo Nacional de Salud (Fonasa) que no pudo terminar con todas sus actuaciones luego que el FA impidiera la prórroga en una sesión de la Cámara.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)