Salud

Amplían denuncia por irregularidades en centros de ASSE

Oposición presentó más elementos por la causa de Soriano.

Oposición presentó nuevo material ante la Justicia. Foto: El País
Foto: El País

Los cinco partidos de la oposición política con representación parlamentaria presentaron la ampliación de la denuncia penal por irregularidades en los hospitales de Dolores y Mercedes, en Soriano. En ambos hospitales, funcionarios y exjerarcas montaron una empresa de ambulancias y le vendieron servicios a esos centros de salud.

Según la denuncia a la que accedió El País, hay "elementos suficientes para determinar una larga serie de desvíos —sostenidos y continuados en el tiempo— respecto a las normas reguladoras de la actividad estatal, apartándose —el arbitrio jerárquico— no solo de la ética pública que las determina, sino configurando, en algunos casos, conductas que, a nuestro criterio, están claramente establecidas y previstas como delitos contra la administración pública en el Código Penal".

Los nuevos elementos que se presentaron ante la Justicia partieron de la comisión investigadora de ASSE en el Parlamento que, entre otras cosas, constató que la directora del Hospital de Dolores y exdirectora del de Mercedes, Ana María Falótico, fue sumariada luego de que auditorías de ASSE señalaran que contrataba a su propia empresa para encargarse de las tareas de traslados especializados en ambos centros.

Además del delito de conjunción del interés público con el privado, el edil del Partido Nacional en Soriano, Heber Scirgalea, denunció que la empresa de Falótico cobraba precios excesivos. El Hospital de Mercedes comenzó a trabajar con la empresa de ambulancias Emergencia Médica de Soriano (EMS) el 1° de octubre de 2013, cuando Falótico se desempeñaba como subdirectora del centro.

La nueva denuncia firmada por toda la oposición con representación parlamentaria señala que "las conductas implicadas merecen el reproche que la ley penal ha previsto ante la ilicitud de estos actos, los cuales lesionan el interés del Estado y le ocasionan un grave perjuicio en sus bienes económicos".

La denuncia recoge muchas de las declaraciones que realizaron este año en la comisión parlamentaria los propios funcionarios y exjerarcas de ambos centros de salud. En ese marco, el exdirector del Hospital de Dolores, Aníbal Capano, que ocupó el cargo de 2010 a 2014, señaló que "nos fijamos cuál era el precio que estábamos pagando por los traslados a través de ese contrato que no se podía modificar y llegamos a la conclusión de que nos parecía demasiado excesiva la cifra que se estaba pagando con respecto al gasto de la ambulancias". En mayo de 2014 cuando fue nombrada la nueva directora del Hospital de Dolores, Ana Falótico, suspendió el servicio de traslados que había sido "puesto en marcha" por Capano: el servicio "fue suspendido y sustituido por la contratación de EMS", dice la denuncia.

En la investigadora, Falótico señaló que las autoridades de ASSE habían sido notificadas de sus vínculos con EMS. La situación es similar a la de Bella Unión, en Artigas. Allí tres exdirectores de hospitales de ASSE montaron una empresa de ambulancias y vendieron servicios al centro para el que trabajaban. Se trata de los exdirectores del Hospital Pereira Rossell, Federico Eguren, del Hospital Pediátrico que depende del primero, Rodrigo Barcelona y del exdirector del Hospital de Salto, Marcos García. Los tres exjerarcas abandonaron sus cargos este año tras un concurso público que implementó el nuevo directorio político de ASSE, como medida para que la elección de los directores de los hospitales de salud sea transparente. Según informó el presidente de ASSE, Marcos Carámbula a El País, en breve se iniciará la segunda etapa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)