LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Alerta en Paysandú: menores de 30 años son la mitad de los casos de COVID-19

Esto se explica porque los más jóvenes “aún no están vacunados y son los que más se juntan”, consignó el director departamental de Salud, Carlos Leoni.

Durante todo el año pasado no hubo ningún fallecido en el departamento y en mayo de 2021 murieron más de 50 personas. Foto: ASSE
Durante todo el año pasado no hubo ningún fallecido en el departamento y en mayo de 2021 murieron más de 50 personas. Foto: ASSE

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En los últimos días el litoral del norte del país tuvo un aumento sustancial en la cantidad de casos diarios, ingresos a cuidados intensivos y fallecimientos por COVID-19. En tanto, médicos locales advierten que esta situación llevará a un “inevitable desborde” del sistema sanitario en la zona.

Específicamente en Paysandú, ese desborde se está viendo en los tres niveles de atención: los servicios extrahospitalarios, los cuidados moderados y el CTI. Una fuente vinculada a la mutualista local, Comepa, dijo a El País que durante el pasado fin de semana se recibieron cerca de 1.000 llamados a la línea telefónica dispuesta por la prestadora de salud y hubo 400 personas que no recibieron una segunda llamada de parte de un médico para realizar el seguimiento o la consulta correspondiente.

La directora técnica de Comepa, Carla Belotti, dijo a El País que “es muy posible” que esos sean los números del fin de semana, aunque no lo confirmó. Y destacó que “se está haciendo todo para dar respuestas”, pero sostuvo que en el primer nivel de atención “se hace verdaderamente imposible porque hay una saturación”. En este sentido, Belotti destacó que el funcionamiento del primer nivel es “similar a una cadena” y que “todos los eslabones están dando el máximo”.

Por su parte, el director departamental de Salud, Carlos Leoni, dijo que cada persona genera entre 10 y 12 contactos, por lo tanto, con más de 100 casos diarios “se hace casi imposible hacer el seguimiento de todos”. En Paysandú ayer hubo 163 casos nuevos y dos fallecimientos.

Según Leoni, en las últimas semanas el 55% de los casos nuevos se han dado en menores de 30 años y solo el 5% en mayores de 60. Esto se explica a partir de que los jóvenes “son quienes aún no están vacunadas y más se juntan”, sostuvo el jerarca departamental.

Hospitalizaciones.

El hospital público de Paysandú despejó las salas que originalmente eran para cirugía y dejó 31 camas libres para los casos moderados de COVID-19. Además, se cerró un block para montar una sala con cuidados OAF (Oxigenación de Alto Flujo).

El director de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) para el departamento, Gustavo Curbelo, dijo que “el aumento de camas en cuidados moderados obedece a la explosión de los casos” e indicó que se está viendo un “aumento enorme de pacientes internados allí”. Sin embargo, prefiere no hablar de una saturación porque “es un término que ha sido muy manoseado” y dijo que “ASSE viene preparando a Paysandú desde hace más de un año para hacer frente a algo que se está dando ahora”.

En este sentido, Leoni señaló que los internados en cuidados moderados “a comienzos de este año oscilaban entre siete u ocho personas, pero ahora hay más de 30 en todo el departamento”. Y subrayó: “Esta enfermedad es como un relojito en su forma de trabajar; si tenés 100 casos nuevos, a la sala de cuidados moderados van a entrar 10 u 11 personas, 3 o 4 van a ir a CTI y uno seguramente va a morir. Hace todo igual este virus. Si crece el número, los otros parámetros también”.

Test de coronavirus. Foto: Pixabay.
Test de coronavirus. Foto: Pixabay.

La Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI) publicó el lunes un informe en el que consta que el litoral norte del país tiene una ocupación de CTI prácticamente idéntica a la del área metropolitana. La encargada de la mutualista de Paysandú dijo que “nunca había pasado de tener la sala de CTI prácticamente colmada”. Hoy, la ocupación de cuidados intensivos en Comepa es casi total, con 14 pacientes internados y una “posibilidad de armar dos camas más”.

La disponibilidad de lugares que se generan en los dos CTI que funcionan en Paysandú, al igual que en la mayoría del país en este momento, ocurre en mayor medida por fallecimientos que por altas médicas.

“Durante todo el 2020 en Paysandú no tuvimos ningún muerto, recién el 14 de febrero falleció la primera persona, hoy tenemos 104 muertos en total y 57 fallecieron en el mes de mayo”, sostuvo Leoni.

Demoras causan mayor “agresividad”

Los retrasos en la atención han generado en las últimas semanas un “alto nivel de agresividad hacia el personal de la salud” en Paysandú, según el encargado de la regional norte de FEMI, Daniel Strozzi. El médico afirma que a partir de que “la gente llama y no lo atienden o no les devuelven la llamada” es “natural” que “se enojen con el prestador”.

Strozzi afirma que “en realidad las instituciones hacen todo lo que pueden”, y agrega que la pandemia no pasa solo por las camas de CTI”, sino que también se ve en “cierto deterioro” de las relaciones con los pacientes.

Algo similar sucedió hace dos semanas en Artigas. Allí el sindicato de médicos de FEMI para el departamento presentó una denuncia penal a partir de dos situaciones en el hospital en las que hubo “difamaciones, amenazas de muerte, injurias, instigación y apología a cometer delitos” contra el personal médico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados