SALUD PÚBLICA

Advierten por efectos adversos en vacunas contra sarampión

Se pueden registrar entre uno a tres casos de paperas por cada 1.000 dosis.

Mujer recibe una vacuna contra el sarampión. Foto: Archivo El País
Pacientes advierten que presentaron casos de paperas tras vacunarse contra el sarampión en centros de todo el país. Foto: Archivo El País.

Mariángel (34) se vacunó contra el sarampión y le advirtieron que en las siguientes 48 horas podría tener fiebre. “A las tres semanas y media, me empezaron a doler las cervicales y la cabeza. Yo pensé que era por contracturas. Eso fue un viernes; el lunes cuando me desperté, tenía mucho dolor en el cuello, y cuando me miré en el espejo tenía todo el lado izquierdo hinchado”, contó. El dolor le aumentó y fue a consultar a la emergencia.

“Lo primero que me preguntó la médica fue si me había dado la vacuna del sarampión”, señaló Mariángel. Cuando le dijo que había sido hace tres semanas y media, la médica directamente le explicó que tenía una reacción adversa a la vacuna, y que había muchos casos similares al suyo.

Julio Medina, profesor y director de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de la República, explicó a El País que los casos de parotiditis o paperas luego de la vacuna SRP (sarampión, rubéola y paperas) se están viendo más porque se triplicaron las dosis de vacunas en niños y se quintuplicaron en adultos, “aproximadamente”, respecto a igual período del año anterior.

La primera médica que atendió a Mariángel, le dio tres días de reposo: “Me dijo que así como me venía, se me iba a ir, que sería leve y que no era muy contagioso”. Desde el Ministerio de Salud Pública (MSP) y desde la Cátedra de Enfermedades Infecciosas también afirman que en estos casos de paperas posvacunales, no hay riesgo de contagio.

A Mariángel, la médica certificadora de su trabajo también le dijo que en los últimos días había atendido más casos como el suyo: “Me dijo que no sabía si era contagioso y por eso, ella no recomendaba tres días de reposo, sino como mínimo una semana, y me recomendó que llamara a otro médico”. Ese otro profesional le dijo lo mismo que la certificadora. Pero, le explicó, más allá de la papera como efecto adverso, que el riesgo de contraer sarampión era mucho mayor si las personas no se vacunaban.

En otro de los casos, un paciente que prefirió no ser identificado, comentó a El País que contrajo paperas dos meses después de darse la vacuna SRP. “Yo le manifesté al médico que no sabía dónde podía haberme contagiado porque no reconocía ningún contacto, tampoco le mencioné que me había vacunado porque desconocía la relación. Al contarle a una amiga que estudia medicina, me preguntó si me había vacunado y me contó que esta vacuna genera una respuesta del cuerpo que simula la producida cuando se tiene efectivamente la enfermedad”.

Foto: Archivo El País
Enfermera preparando una vacuna. Foto: Archivo El País

Adversidad atribuida a la vacunación

De acuerdo a los datos en poder del MSP, en 2018 fueron detectados 25 casos “adversos supuestamente atribuibles a la vacunación o inmunización” contra el sarampión. Al ser consultada por la cantidad de casos reportados de paperas por la vacuna SRP en 2019, Teresa Picón, directora de Inmunizaciones del MSP, sostuvo que por ahora “la tasa de ninguna vacuna está por fuera de lo esperado”. Por otro lado, la jerarca explicó que la tasa de paperas es entre una a tres por mil dosis aplicadas: “Vamos en números absolutos muy por debajo de eso, y ya llevamos aplicadas casi 300.000 dosis en esta campaña”.

Para la OMS, los casos de paperas posvacunales suceden porque “para la elaboración de vacunas antiparotidíticas vivas atenuadas se utilizan diversas cepas atenuadas del virus de la parotiditis”. Al respecto, Medina aclaró que la vacuna está preparada con tres componentes, sumándose la rubéola y las paperas, y que “los virus atenuados tienen menos capacidad de generar enfermedad”. Picón, aclaró que la vacuna “como medicamento, en algún pequeño porcentaje puede tener un efecto adverso”.

Definición de paperas, síntomas y registro en el MSP

La Organización Panamericana de la Salud define a las paperas o parotiditis como una “enfermedad vírica aguda que se caracteriza por fiebre, hinchazón y dolor a la palpación de una o varias glándulas salivales; por lo regular la parótida, y a veces las glándulas sublinguales o las submaxilares”.

Mariángel, además de la inflamación, los dolores cervicales, de cuello y de cabeza, sintió mucho cansancio. Julio Medina, de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la UdelaR, explicó que cuando se da la vacuna, pueden aparecer síntomas de paperas, pero “con una clínica un poco menos florida: un poco de fiebre, algo de dolor facial, de cabeza”. Teresa Picón, directora de Inmunizaciones del Ministerio de Salud Pública, informó a El País que el evento de paperas que se notifica luego de la vacuna es considerado de leve a moderado, porque es autolimitada y se va a los dos o tres días, además, “entendiendo que puede haber subnotificación de casos, la cantidad de diagnósticos está en el rango de seguridad de tasa esperada”.

El registro de Eventos Supuestamente Atribuidos a la Vacunación e Inmunización (Esavi) los realiza el paciente a través de la web de Trámite en línea o contactando a la Unidad de Inmunizaciones o la Unidad de Farmacovilgilancia. Una vez recibidos los casos, ingresan a un Sistema de Notificación Nacional donde se verifica que efectivamente sean un efecto secundario de la vacuna.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados