Mañana paran los médicos del sector privado

La salud para y sale ASSE a defender lo que les paga

Mientras la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) y el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) empiezan hoy miércoles un paro por tres días contra el proyecto de ley de Presupuesto que el Poder Ejecutivo envió al Parlamento y en reclamo de mayores remuneraciones, la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) defendió los salarios que paga.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Desde hoy y hasta el viernes están de paro los sindicatos de la salud públicos. Foto: A.Colmegna.

En declaraciones al portal de la Presidencia, la titular de ASSE, Susana Muñiz, señaló que desde 2007 a 2014 en los hospitales públicos el salario real de los médicos aumentó entre el 93% y el 98%, y el de los funcionarios no médicos un 21%.

Los recursos incrementales que se asignan a ASSE en el plan del Poder Ejecutivo son de 500 millones de pesos en 2016 y 850 millones de pesos en 2017. Estas partidas se reparten, fundamentalmente, en continuar con el plan de presupuestación para los trabajadores de la Comisión de Apoyo, y en la adecuación de las remuneraciones de auxiliares y licenciados de enfermería.

La FFSP no está de acuerdo con este planteo, porque entiende que debería repartirse de otra manera el mismo dinero, favoreciendo, por ejemplo, a los auxiliares de limpieza, y bajando el aumento previsto para enfermeros y nurses.

La situación del SMU es parecida, ellos sostienen que se necesita una mejora sustantiva de los salarios de los médicos, ya que se está notando una fuga de estos hacia el sector privado. También reclaman más cargos de alta dedicación (los que implican trabajar 40 o 48 horas en un mismo centro). También piden que se abra una mesa de diálogo fluido con ASSE.

"Queremos una mesa de negociación donde se empiece a hablar de un plan estratégico para ASSE. Además queremos mejores salarios, en especial para un grupo de trabajadores que son los que ganan menos. E insistimos con los cargos de alta dedicación", señaló a El País el vicepresidente del SMU, Alfredo Toledo.

En tanto, Muñiz defendió que el mayor esfuerzo presupuestal vaya para la Comisión de Apoyo, y la adecuación de los salarios de enfermeros y licenciados en enfermería, al tiempo que advirtió sobre la necesidad de una evaluación antes de crear más cargos de alta dedicación.

"El sindicato centró sus expectativas en los cargos de alta dedicación, y nosotros no estamos para nada en contra, ni mucho menos, sino que lo que decimos es que hay que evaluarlo correctamente, pues las necesidades son distintas en Montevideo que en el interior del país", señaló Muñiz.

"Es cierto que pusimos mucho más énfasis en los no médicos, y de hecho apuntamos especialmente a priorizar un colectivo que es enfermería, en un Sistema Integrado Nacional de Salud que tiene los números cambiados a la relación médicoenfermero", añadió la jerarca a la página web de la Presidencia.

Privados.

En tanto, luego de que se abriera una nueva mesa de diálogo en el sector privado de la salud, el SMU decidió suspender un paro que se iba a llevar a cabo desde hoy y hasta el viernes, acompañando el del sector públicos. "Estamos negociando y vemos que hay voluntad para llegar a acuerdos, por eso suspendemos el paro por tres días", sostuvo Toledo.

Sin embargo, los médicos del sector privado sí pararán mañana jueves, acompañando el paro parcial convocado por el Pit-Cnt.

La puja a nivel privado se da porque el SMU reclama ubicar a las mutualistas en el sector dinámico de la economía, lo que implica ajustes salariales de 10%, 9% y 8% (en 2016, 2017 y 2018, respectivamente), además de que se garantice un crecimiento del salario real del 7,69% en los primeros tres años de gobierno. En su lugar recibieron como propuesta ajustes por inflación y un aumento del salario real de 2%.

Educación privada adhiere al paro

Los trabajadores de la enseñanza privada agremiados en Sintep, pararán mañana, de 9 a 13 horas, en el marco del paro general parcial al que convocó el Pit-Cnt. El mayor reclamo que hacen es por salarios, donde piden un "incremento general de los laudos de todas las categorías de los respectivos subgrupos del sector, adoptando como referencia el salario nominal de un maestro de primer grado por un contrato de 20 horas" (unos 21.000 pesos).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados