vea el interactivo

¿De dónde sale el déficit de Ancap?

Desde que comenzó la discusión en la interna del oficialismo sobre los problemas del ente petrolero, muchas han sido las explicaciones sobre el causante de las pérdidas millonarias.

Si no puede ver el interactivo haga click aquí. 

¿Cuál es la explicación para el déficit de Ancap?

La discusión sobre los problemas financieros de Ancap comenzó durante la campaña electoral y la oposición criticó duramente al Frente Amplio, cuya respuesta fue monolítica. Sin embargo, una vez asumido el gobierno de Tabaré Vázquez comenzaron las diferencias internas y los señalamientos. 

El subsidio al boleto y el Sistema Nacional Integrado de Salud

En agosto de este año, el vicepresidente y expresidente de Ancap, Raúl Sendic dijo en una entrevista publicada por El País que el déficit de Ancap se explicaba por una decisión política del gobierno anterior que tenía la necesidad de obtener una mayor recaudación para hacer frente a una cantidad de obligaciones como la seguridad social y el sistema nacional integrado de salud.

"Lo que falta en Ancap está en el gobierno central. Por ejemplo, la pérdida operativa de Ancap del año pasado fueron US$ 120 millones y Ancap transfirió para el subsidio al boleto en el área metropolitana US$ 126 millones. O sea que lo que no está en Ancap se volcó al gobierno central. Por lo tanto, los últimos dos balances siempre son el reflejo del equilibrio y el debate, o la puja permanente, que hay entre los intereses del gobierno central y de la empresa. Siempre se habla que tenemos el combustible más caro del mundo, que es una exageración, porque no es cierto. Lo cierto es que la mitad del precio de la gasolina va para el Estado central y el 35% del gasoil también va para el Estado".

Un "choclito" no reconocido de $ 200 millones

A comienzos de diciembre, el expresidente José Mujica dijo a radio Monte Carlo que la explicación para el abultado déficit de Ancap fue "un sobrecosto no reconocido" de
$ 200 millones por año, que "era la cuenta de distribución de combustible".

Mujica aseguró que si hubiera reconocido ese gasto, la deuda con el Ministerio de Economía sería mucho menor, "casi un tema contable". Indicó que sin embargo, si esto ocurría, subirían los combustibles y la inflación que "es la lucha que tiene esa cartera", crecería.

Por esta razón, en palabras del senador, Economía decidió que Ancap "se aguante" y la empresa "tuvo que comerse ese choclito”.

Una explicación que "le hace mal al país"

Días después, el ministro de Economía salió al cruce de los dichos del expresidente y senador del Movimiento de Participación Popular (MPP) José Mujica y calentó aun más la interna del Frente Amplio. En declaraciones al semanario Búsqueda, lo acusó de "tergiversar la realidad" y "ocultar el verdadero problema" lo que "le hace mal al país". 

"El senador Mujica insiste con el mismo enfoque del problema de Ancap que ya había planteado el vicepresidente (Raúl) Sendic y las autoridades de Ancap. Es un enfoque con el que discrepo absoluta y totalmente porque significa tergiversar la realidad y el verdadero problema", aseguró Astori a Búsqueda. 

Añadió que a su juicio "el verdadero problema no es que no se hayan reconocido algunos costos sin oque se incurrió en costos absolutamente excesivos que, a través de decisiones muy fundadas, el Ministerio de Economía resolvió no trasladarle a toda la sociedad". Ejemplo de estos gastos excesivos, son para Astori los acuerdos con las estaciones de servicio, "el propio costo de la empresa" y el crecimiento de su masa salarial que "en cinco años aumentó 50% en términos reales". 

Un "montón de fierros viejos inoperantes"

Rápidamente Mujica salió a responderle a Astori con una carta abierta y allí señaló: “No me van a llevar con el Poncho. Siento que me quieren llevar con el Poncho, porque me pegan un garrotazo y después me dicen unidad, no te la llevo esa”, subrayó. 

"Contador Astori: Leyendo un semanario ahora y recién ahora me entero, que los costos de distribución de Ancap unos 800 millones no fueron oportunamente reconocidos porque con decisiones muy fundadas resolvieron no trasladarlos a la sociedad", señaló.

Allí el expresidente justificó las inversiones realizadas en Ancap y dijo que si no se apostaba a eso, “a la larga solo quedan un montón de fierros viejos inoperantes”.

La "tasa de inflamables" a la Intendencia

En los años 2013 y 2014 Ancap ha pagado a la Intendencia de Montevideo US$ 40 millones por concepto de la llamada "tasa de inflamables", un servicio que debiera prestar la comuna para vigilar los camiones cisterna.

El intendente Daniel Martínez, que fue presidente de Ancap entre 2005 y 2008, compareció ante la comisión investigadora del Senado que analiza la gestión de la empresa pública entre 2000 y 2015, y evitó hacer cualquier comentario sobre la evolución de las inversiones que, aunque proyectadas y comenzadas durante su gestión, han generado sobrecostos de hasta 400% en los años subsiguientes, cuando Ancap fuera presidida primero por el actual vicepresidente, Raúl Sendic, y luego por José Coya.

Para el senador del Partido Nacional Álvaro Delgado, esa tasa de inflamable "es un subsidio a la Intendencia" y en estos momentos de enorme déficit se advierte como uno de los gastos excesivos. En 2007 la tasa de inflamables representó para Ancap una salida de US$ 10 millones, que luego fue creciendo hasta duplicarse en los años 2013 y 2014, para sumarse así al abultado déficit del ente petrolero en esos años, que fue de US$ 169 millones y de US$ 323 millones, respectivamente.

En 2008 Martínez, entonces presidente de Ancap, alcanzó un acuerdo con el intendente Ricardo Ehrlich para ir eliminando gradualmente la tasa por considerarse "un sobrecosto innecesario sobre los combustibles", según expresiones de Martínez que fueron recordadas ayer en la comisión investigadora. Pero en 2009 Martínez accedió al Senado y el acuerdo cayó, por lo que la tasa siguió vigente y comenzó a evolucionar.

La carta de Astori y problemas de gestión no corregidos

La respuesta de Danilo Astori no se hizo esperar, y este sábado publicó una carta abierta, en la que cataloga de "lamentable" el debate público que se generó a raíz de la publicación.

"Primero el compañero Sendic, luego autoridades de ANCAP y finalmente tú, coincidieron en un enfoque que considero totalmente equivocado y que responsabiliza al Ministerio de Economía por la crisis de esta empresa", asegura Astori.

El ministro aseguró que varias veces, tanto él, como el entonces ministro de Economía Fernando Lorenzo, plantearon el déficit de Ancap en el Consejo de Ministros. Más adelante, recuerda una sesión del año 2012, en la que ambos argumentaron que el momento que atravesaba la empresa era "preocupante".

"Nadie niega que había que invertir, como nadie puede desconocer que las inversiones de ANCAP fueron, en general, muy malas, tanto por el enorme aumento que tuvieron los valores originalmente previstos, como por los resultados obtenidos", asegura el exvicepresidente de la República.

Astori dice que además existe un incremento desmesurado, no sólo de los costos de distribución sino también de los costos internos de operación", que siguen existiendo porque "los evidentes problemas de gestión no han sido corregidos".

La versión de Sendic

El martes 15, y tras comparecer en la Comisión Investigadora del Parlamento, Sendic dijo que la razón fundamental del déficit, y no re- conocida por el MEF, fue un acuerdo salarial para 8.000 trabajadores de las estaciones de servicios en 2011. "Los trabajadores que ganaban $ 4.000 pasaron a cobrar un salario mínimo de $ 10.000", dijo. A eso se suma una resolución del Ministerio de Trabajo que estableció que las estaciones se regían por el convenio del comercio y no de la industria, esto implicó que se pagaran horas extras los fines de semana.

Dentro de la comisión, Sendic afirmó que Astori no le permitió trasladar a los precios los costos del pago a los estacioneros y sostuvo que el problema crecía a un ritmo de aproximadamente US$ 50 millones por año.

Sin embargo, el presidente de la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu), Daniel Añón, dijo que "la estación no es la culpable del déficit de Ancap".
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados