Bordaberry advierte que el proyecto oficial no sigue criterios de equidad

Salarios de $ 35.000 y $ 40.000 no tendrán una rebaja del IRPF

Aquellos que cobren entre $ 35.000 y $ 40.000 y los que ganen entre $ 50.000 y $ 100.000 mensuales no se beneficiarán de una rebaja del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) si se aprueba el proyecto de ley del gobierno para liquidar por separado los salarios del aguinaldo y el vacacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ferreri defendió el proyecto que separa la liquidación del IRPF del vacacional. Foto: Parlamento

Esta modificación del IRPF, que fue separada del proyecto del Impuesto a Primaria, será votada la semana próxima en el Senado y sería aplicada a partir del mes de junio.

El cálculo fue presentado ayer a la Comisión de Hacienda por el senador colorado Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay), que de acuerdo a un simulador que elaboró, quien gana $ 321.000 tendría una rebaja promedio mensual de más de $ 2.000 y quien gana $ 30.000 una de $ 204 y quien gana entre $ 50.000 y $ 60.000, cero", según consta en la versión taquigráfica a la que accedió El País.

Los sueldos entre $ 50.000 y $ 100.000 no se verían beneficiados porque con el cambio en la ley propuesto, las partidas adicionales pasarán a estar gravadas a la misma tasa que antes, que coincide con la máxima alicuota que afecta a la remuneración del trabajador.

Bordaberry dijo a El País que para solucionar lo que entiende como una "injusticia" se debería subir el mínimo no imponible del IRPF. "Si ellos dicen que están haciendo una renuncia que equivale al 1,2% de lo que recaudan, apliquen eso para subir la franja", acotó el senador colorado.

El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, aseguró ayer en la comisión que el 90% de los trabajadores que tendrán una deducción del IRPF (si se aprueba este proyecto) perciben salarios mensuales nominales inferiores a $ 44.000.

Con respecto al planteo de Bordaberry, explicó que "en un salario de $ 30.000 puede que el beneficio en dinero sea menor al monto absoluto del beneficio de un trabajador que gana $ 300.000, pero esto está vinculado al monto del impuesto que estos pagan". Por eso, llamó a "medir las cuestiones de equidad no solo en valores absolutos, sino también en términos relativos".

Ferreri defendió la iniciativa al afirmar que tendrá "un impacto muy importante en muchos trabajadores que apenas superan el mínimo no imponible, ya que al computar el aguinaldo y el salario vacacional por separado, no lo superan y, por lo tanto, dejan de pagar el impuesto". En total, serían 65.000 los trabajadores que dejarían de tributar IRPF.


Si no puede ver la gráfica haga click aquí

"Los que dejan de pagar el IRPF no son aquellos que ganan $ 300.000, $ 400.000 o $ 500.000, sino los que están en el entorno del mínimo no imponible", argumentó Ferreri.

Si el proyecto del Ejecutivo se aprueba, es de esperar que los trabajadores privados se vean más beneficios que los públicos, porque tendrán una "minoración" proveniente de dos partidas y no de una sola, ya que los estatales no perciben salario vacacional. Para cumplir con esta promesa de campaña que hizo el presidente Tabaré Vázquez, el Estado hará una renuncia fiscal de $ 400.000 millones.

Ante la simulación de IRPF presentada por Bordaberry, el senador nacionalista Álvaro Delgado solicitó al Ministerio de Economía "aterrizar en cifras cómo va a impactar en los diferentes sectores, en las distintas franjas, este beneficio que consideramos positivo". Además planteó que muchas veces el impuesto "desestimula al trabajo" porque se gravan las horas extras, en ese sentido pidió revisar la imposición.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados