CARNAVAL EN MONTEVIDEO

El sabor del samba llenó de danza la noche en 18

Unas 20 mil personas asistieron al desfile de nueve escuelas que en Uruguay cultivan el ritmo carioca.

Con mil tambores y chapas, las escolas hicieron temblar la avenida principal. Foto: El País
Con mil tambores y chapas, las escolas hicieron temblar la avenida principal. Foto: El País

Pasadas las dos de la madrugada de ayer, la última agrupación que participó en el desfile de apertura del Carnaval 2018 iba transitando a la altura de 18 y Rio Branco. Unas quince horas después ya comenzaría otro desfile, el de las escuelas de samba, cuando miles aún tenían en sus tímpanos el resonar de los tambores de las comparsas de negros y lubolos o los redoblantes, bombos y platillos de las murgas, categoría en que fue premiada como mejor batería la de La Gran Muñeca.

Pero en realidad el público de la noche de ayer era mayoritariamente distinto, no tan aficionado a la marcha camión y el candombe sino al ritmo carioca que se ha venido expandiendo hacia provincias argentinas y el Uruguay con sus repiniques y zurdos, con el timbre sonoro inconfundible, agudo, de la caixa, entre las cuerdas de un cavaquinho, el singular tono de una cuica o del agogó, y las chapas en la primera fila de los percusionistas.

Tanto las Llamadas históricas que llegarán el 8 y 9 de febrero por las calles Isla de Flores y Carlos Gardel, en el eje de los Barrios Sur y Palermo, como el microdesfile de comparsas en la inauguración del Carnaval o el desfile de anoche de las escuelas tienen por protagonistas a conjuntos pensados, estructurados y ataviados para dar un espectáculo callejero compacto, rotundo, arrollador, vistoso, entretenido por sus variantes y por la inversión notoria, aun en trabajos artesanales.

Para cumplir con las alegorías, las escuelas presentaron otra vez carros especialmente diseñados, a tracción humana muchos de ellos, pero plenos de ingenio. Algo que volvió a no verse en el desfile inaugural, para el cual no llegó a cumplirse la promesa que la IMM había realizado en 2017, cuando anunció que para este 2018 llamaría a un concurso de carros alegóricos, tan valiosos por sí mismos y su historia, como por la necesidad de rellenar los espacios vacíos que se generan mientras desfilan conjuntos de categorías que tienen pocos integrantes, como las revistas o los humoristas y parodistas.

Bahianos de acá.

El espectáculo de las escuelas fue encabezado por las Figuras del Carnaval, electas el lunes 22 en el Museo de Momo. Después que pasara Gustavo García, rey del Samba de este año, acompañado por las jóvenes premiadas en la categoría Carnaval y Llamadas (Jamila Olivera y Soraya Ferreira), fueron sucediéndose nueve conjuntos: Imperio Preto e Branco, Marcírio Amaro, Embaixadores da Alegria, Imperadores Uruguay, Viramundo, Urusamba, G.R.E.S Asabranca, Imperatriz y Unidos Do Norte, la campeona en 2015 y 2016, y segunda en el desfile anterior, cuando obtuvo la mención a la mejor Comisión de Frente..

En relación a las diez escuelas concursantes en el año 2017 ahora solo faltó Liverasamba; el resto de los títulos se mantuvo. En aquel Carnaval, la ganadora había sido la escuela del barrio Cerrito Imperatriz, también primera en los años 2012 y 2013 y siempre destacada por su batería, su cuadro de mestre y portabanderas, y las pasistas.

Se estima que unas 20.000 personas asistieron al desfile de anoche, desarrollado otra vez entre la Plaza Independencia y Paraguay; en sus inicios se organizaba en la Avenida 8 de Octubre pero se mudó al Centro ante el aumento de los participantes y también por la calidad creciente de las agrupaciones, lo que permitió comenzar a cobrar las sillas y gradas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)