FÚTBOL Y SOCIEDAD

Rusia está lista para el espectáculo de la Celeste

En el Museo Multimedia de Moscú y en Kazán presentarán la muestra uruguaya “1930: El primer mundial”.

Estadio Centenario en 1930. Foto: Centro de Fotografía
Estadio Centenario en 1930. Foto: Centro de Fotografía

Con los pilares del Estadio Centenario se estaba cimentando a mediados de 1930 la historia de los mundiales de fútbol que este año tendrá un nuevo episodio en Rusia. Para recordarlo, durante el mes que durará el torneo podrá visitarse en el Museo de Arte Multimedia de Moscú la exposición "1930: El primer mundial", realizada por el Centro de Fotografía de Montevideo y promovida por la Secretaría Nacional del Deporte.

"Se trata de una iniciativa que ayuda a la promoción de nuestro país como posible sede de la Copa del Mundo 2030", dijo Fernando Cáceres, secretario nacional del Deporte.

La exposición será exhibida también en la ciudad de Kazán, durante la Fan Fest, un festival a orillas del Río Kazanka que aguarda una concurrencia superior al millón de personas en esta edición 2018.

Según se informó desde Presidencia de la República, la muestra incorporará la presencia de deportistas y artistas uruguayos, así como la proyección de películas que rescatan la historia del fútbol local y serán traducidas al ruso y al inglés.

Cáceres estuvo recientemente reunido en Moscú con el ministro de Deportes de Rusia, el esgrimista olímpico Pável Kolobkov, y en la ciudad de Kazán con el ministro de Deporte y Juventud de la República de Tartaristán —integrante de la Federación Rusa—, Vladimir Leonov.

La cooperación internacional entre Rusia y Uruguay y la difusión de la candidatura compartida con Argentina y Paraguay como sede de la Copa del Mundo de Fútbol para 2030 fueron los temas abordados con las jerarquías rusas, explicó Fernando Cáceres.

Hace cuatro años, el Centro de Fotografía de la IMM ya había presentado parte de su acervo vinculado al fútbol y el Estadio Centenario, una obra colosal proyectada por el arquitecto Juan Antonio Scasso y declarada por la FIFA "Monumento Histórico del Fútbol Mundial", única construcción de esta índole que ostenta ese título en todo el planeta.

Fútbol de papel.

La muestra del Centro de Fotografía que incluyó revistas y documentos, muchos de los cuales es muy probable que se sumen a la exposición del modernísimo y enorme Museo de Arte Multimedia de Moscú, ubicado en el centro de la ciudad, a unos minutos a pie de la Plaza Roja, tuvo como punto de partida la investigación que se realizó en 2010 con la colaboración de Juan Capelán, historiador del fútbol uruguayo.

Además de permitir acercarse a una época memorable del fútbol, las imágenes que muy bien se custodiaron también enseñan formas de trabajo extinguidas. Por entonces, en Montevideo aún se utilizaba la técnica de gelatina y plata sobre placas de vidrio para producir negativos de grandes formatos, que constituyen uno de los procesos fotográficos más estables en la historia de la fotografía.

Desde el Centro de Fotografía se explica asimismo que aquella técnica implicaba un trabajo laborioso para el fotógrafo, quien, para pasar de una toma a otra utilizando placas de 18x24 centímetros (entre otros formatos) debía retirar el chasis de la cámara, darlo vuelta, descubrir el negativo y tomar otra fotografía a velocidades limitadas.

Las cifras de un coloso de hormigón armado.

En la estructura de hormigón armado del Estadio Centenario se emplearon 14.000 m3 de hormigón y 1.400 toneladas de acero. Se excavaron 160.000 m3. El costo de la construcción de la obra en ese entonces fue de $ 1.000.000. En 1930 los vestuarios y baños estaban a ambos lados de la Torre de los Homenajes. Para salir al campo de juego los jugadores tenían que bajar por largas escaleras de madera a la vista de todo el público presente. La capacidad estimada en el proyecto original fue de 102.000 personas pero como los tiempos se acortaron y los problemas aumentaron se tuvo que reducir. En 1933 se realiza el primer estudio de capacidad del estadio: 61.575 espectadores aunque toleraba 5.799 más, es decir 67.374 personas. En 1955, ya con la obras de ampliación del tercer anillo de la Amsterdam y Colombes se llegó a 74.860 personas. En 1964 se hizo el cierre total del Centenario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)