“NO HA HABIDO RESPETO”

Rurales se quejan del Ejecutivo por salarios

En una fuerte crítica al Poder Ejecutivo, la Asociación Rural del Uruguay (ARU) afirmó en un comunicado que en la negociación salarial con los trabajadores rurales "no se han respetado por parte del Poder Ejecutivo los principios básicos de la negociación colectiva" en el caso de la negociación del Grupo 22.

Y estimó que "se ha desvirtuado el ámbito y el espíritu con el que la delegación de empleadores estimó se habían iniciado las negociaciones en esta presente ronda".

Las gremiales rurales, citadas al ministerio de Trabajo y Seguridad Social para el acto formal de votación, entregaron por intermedio de sus delegados al representante del Poder Ejecutivo la fundamentación del voto negativo de las asociaciones firmantes y solicitaron que la misma se transcribieran al final del Acta correspondiente. "Empero, luego de su lectura y habiendo realizado consultas con sus superiores, la representación del Poder Ejecutivo manifestó que no habilitaría que nuestra fundamentación fuera incorporada a dicha Acta", denunciaron, lo que dio lugar al retiro de sus representantes.

Asimismo, la ARU sostiene en su comunicado que "el Poder Ejecutivo, al incluir en la propuesta correctivos no acordados entre trabajadores y empleadores, violenta también sus propios lineamientos en los cuales se estableció aceptar la aplicación de correctivos solo cuando los mismos fueran acordados entre las partes. Si bien los empleadores ofrecimos tales correctivos a los trabajadores en propuestas de negociación, éstos rechazaron las mismas, por lo cual no existió acuerdo sobre la inclusión del concepto, y en consecuencia la propuesta oficial colida frontalmente en este aspecto con los lineamientos establecidos por el propio Poder Ejecutivo".

A su vez rechazaron "la interpretación ilegal, dada por el Poder Ejecutivo, respecto a no considerar como parte integrante del salario de los trabajadores rurales, el valor de la alimentación y vivienda, en la consideración de los salarios sumergidos". Y agregaron que conceptualmente "la alimentación y vivienda es salario, y es considerado en la base de cálculo de demás rubros salariales y aporta a la Seguridad Social".

También denunciaron la "vulneración al principio de autonomía y libertad del Consejo de Salario, el cual desde la primera reunión de la presente Ronda había dispuesto por unanimidad la no apertura del subgrupos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados