PUNTA DEL ESTE

Más que un robo pareció un saqueo a un supermercado

Las curiosidades y sinsentidos del plan para robar la joyería del Enjoy.

Detenidos por el asalto al Enjoy Conrad declaran en la Fiscalía de Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo.
Detenidos por el asalto al Enjoy Conrad. Foto: Ricardo Figueredo.

No fue un robo habitual de tres o cuatro delincuentes. Las cámaras lo registraron todo: un malón entró a la joyería haciendo muy poco esfuerzo por pasar inadvertido. La camioneta —en la que de algún modo lograron introducirse 14 personas— fue comprada por uno de los mexicanos (y no robada como ocurre en prácticamente todos los atracos); los ladrones estaban alojados en tres hoteles de Maldonado con sus verdaderos nombres y algunos fugaron en ómnibus, sin tener un aparente plan de escape o estudio de la zona. El resumen: el asalto se pareció a un gag televisivo. Y, según confirmó el Ministerio del Interior este jueves 8, ya lleva 12 detenidos .

Con el transcurso de las horas se han conocido otros detalles: el grueso de las joyas y alhajas robadas en la noche del martes en la casa Sensation du Temps fue a parar a manos de una mujer que esperaba a los asaltantes a corta distancia del hotel Enjoy de Punta del Este.

Según fuentes consultadas por El País, la mujer se encontraba sentada en una parada de ómnibus a la espera de que los mexicanos pasaran por el lugar y le entregaran la bolsa con el millonario botín.

En el bolso se encontraban relojes de las conocidas marcas Rolex, Omega, Bulgari, Corum, Audemars Piguet, TAG Heuer, Chopard, Cartier, Hublot, Ulysse Nardin, Vacheron Constantin, Breitling y IWC, entre otras, además de lapiceras Mont Blanc. En la huida algunos de los relojes y anillos cayeron al piso.

Por eso las autoridades buscan a más gente involucrada y no se descarta que la mujer que recibió el bolso también tenga esa nacionalidad.

Los mexicanos contaron con una fuente local que los puso al tanto del botín con el que podían alzarse en la citada joyería y de más información precisa. Por esa razón fueron directo al local de Sensation du Temps y no al de Tiffany, distante a pocos metros en la misma galería.

También la misma fuente les dijo que el furgón de la marca Asia modelo 1998 era "ideal" para el golpe porque, entre otras cosas, disponía de "espacio" para los 14 mexicanos.

La camioneta fue comprada por uno de los mexicanos en enero pasado y preparada para poder albergar de una manera muy incómoda a toda la banda. Las autoridades también dicen que las armas fueron proporcionadas por un contacto local, quizás el mismo que pasó la información de la joyería.

También se alojaron desde hace días en tres hoteles de la ciudad de Maldonado, uno de ellos ubicado frente a la sede de la Jefatura de Policía. Y lo hicieron con su verdaderos nombres y apellidos, que los hoteleros subieron como corresponde a la página de población flotante de Interpol.

Esto fue aportado en las declaraciones de uno de los mexicanos detenidos poco después del asalto. Este delincuente dejó la sensación de haber sido reclutado para llevar adelante un golpe sin que tuviera mucha información, dijo una fuente de la investigación a El País.

Más detalles.

El asalto comenzó a las 20:20 del martes cuando 12 mexicanos irrumpieron en la joyería, armas en mano. En menos de un minuto comenzaron con la tarea de robar todo lo que pudieron.

La joyería había recibido días antes una partida de relojes y alhajas por más de un millón de dólares. Parte de estos efectos y otros que se encontraban en exhibición pasaron rápidamente a las mochilas de los mexicanos. "Apenas entraron sacaron las macetas y empezaron a demoler la joyería. Rompieron todo. A medida que destrozaban las vitrinas se hicieron de los relojes en exhibición. Los contamos. Fueron doce. Así como vinieron se fueron por el mismo lado. En tres o cuatro minutos hicieron todo este desastre", contó una de las empleadas de la joyería a las autoridades que investigan el asalto.

Los mexicanos salieron en tropel corriendo por la galería. En segundos llegaron a las dos escaleras que llevan al foyer y de ahí hicieron los 50 metros que quedaban para salir del complejo. Los delincuentes subieron de nuevo a la camioneta Asia y emprendieron la huida por bulevar Artigas hacia el sur. No habían circulado 100 metros cuando llegaron al cruce de semáforos del bulevar con Chiverta. En rojo, doblaron hacia el este y luego de andar otros 100 metros tomaron por avenida Italia hacia el norte. Al llegar a la Plaza México dejaron el vehículo abandonado a escasa distancia. Unos pudieron cambiarse de ropa. Otros no. Tres fueron detenidos de inmediato. Luego otros dos. Finalmente, cuatro cayeron en Montevideo cuando llegaron a Tres Cruces.

Interrogatorio.

En el mediodía de la víspera, la fiscal del caso, Sabrina Flores, comenzó con el interrogatorio de los mexicanos detenidos. Primero fueron tres. Luego el resto. Se espera que la detención de los cinco prófugos ocurra de un momento a otro.

A diferencia de lo que sucede habitualmente en los asaltos, la camioneta que utilizaron no era robada: fue comprada por ellos mismos. También se hospedaron en hoteles de Maldonado utilizando sus verdaderos nombres. Buscan a una mujer que tendría muchas de las joyas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)