LAKSHMI PURI

"A este ritmo tomará 80 años lograr la igualdad de género"

Es la directora adjunta de ONU Mujeres y estuvo en Montevideo para participar de la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe que organizó la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lakshmi Puri. Foto: Gerardo Pérez

Exembajadora de la India en Hungría y Bosnia se involucró hace años en la organización de esfuerzos humanitarios y ocupa su cargo desde 2011. Defiende fervientemente las cuotas para los cargos electivos para incrementar la representación femenina y ve muy lento el camino hacia la igualdad de género.

—Un informe del Foro Económico Mundial difundido ayer evidenció que es muy lento el ritmo de reducción de la brecha de ingresos entre hombres y mujeres y que a este ritmo llevará varias décadas eliminarlo. ¿Tienen la misma percepción en ONU Mujeres?

—El año pasado se hizo la revisión de la implementación de la plataforma de acción de Beijing que fue diseñada en 1995 cuando se establecieron 20 objetivos en los que tiene que haber avances. 168 países contestaron. Al final de eso la conclusión fue que sí ha habido progreso, que continúa hoy, pero es muy lento y muy desparejo. No ocurre en todos los países ni en todas las regiones. Ningún país ha logrado la igualdad de género. Si se sigue a este ritmo va tomar 80 años lograr la paridad de género. Por lo tanto, se requerirán esfuerzos extraordinarios, una voluntad política extraordinaria e inversiones extraordinarias.

En muchos aspectos estamos en el mejor momento ahora. Para terminar con la discriminación no podría haber un mejor momento que ahora. Entre el año pasado y este año, el mundo adoptó un "paquete de calidad" que incluye la Convención contra la Discriminación a las Mujeres.

—Un problema grave es que un porcentaje alto de mujeres, al menos 30%, no genera ingresos para ellas mismas.

—La mayoría de los pobres son mujeres. Solo una de cada dos mujeres está en el trabajo formal. Eso implica que tienen un empleo precario y un ingreso precario. Hay una enorme brecha de ingresos. Hay una brecha en la protección social y en las jubilaciones. Las mujeres también están segregadas ocupacional mente, la mayoría de ellas están en el sector doméstico, frecuentemente en el sector informal y en el cuidado de otras personas. Y son empleos en los que se paga poco. Hay una brecha salarial. Hay "techos de vidrio" (como se denomina a las limitaciones a veces no explícitas para que las mujeres asciendan en sus trabajos) y falta de acceso a puestos de decisión en la vida política y económica.

—Hay evidencia también de que las mujeres sufren mucho más las consecuencias de las guerras.

—Las mujeres tienen que estar involucradas en la prevención de conflictos, en la construcción de la paz, en todo el ciclo hacia la reconstrucción y el desarrollo. Colombia es un caso típico en el que las mujeres impulsan la paz que muestra que cuando se comprometen pueden ser una fuerza poderosa. Y cuando las mujeres se involucran hay más posibilidades de que la paz perdure más tiempo.

—¿Qué contesta a quienes cuestionan las cuotas femeninas para cargos electivos?

—Hemos estado impulsando en América Latina la democracia paritaria. No hay democracia si no hay paridad de géneros. No solamente las mujeres tienen que estar en el Parlamento, tiene que haber paridad de género.

—¿ por qué?

—Una mujer representa mejor a otra mujer que 500 hombres. Creo eso. Es la verdad. Las mujeres no son una minoría. Debería ser algo que ni se discutiera. No se puede hacer nada respecto a nosotras sin nosotras. ¿ Cómo puede una mitad de la población tomar decisiones sobre la otra mitad sin la representación de esa mitad? No hay legitimidad democrática en los parlamentos si no hay una representación igual. Es bueno que haya mujeres para el gobierno efectivo. Traen habilidades para construir consensos. La pregunta es cómo llegamos a eso. Aquí en América Latina la participación de las mujeres en los parlamentos es 29% y el promedio mundial es 22%. Pero hay muchos países donde es al menos 60%, países africanos como Liberia y Senegal. Queremos apoyar una aceleración que, de otra manera, no ocurrirá. Si queremos una aceleración hay que tomar pasos extraordinarios.

—Un impedimento para que las mujeres generen ingresos es que en ellas recae la carga de cuidar no solo a los niños sino a los ancianos y enfermos de la familia. ¿ Qué se debe hacer?

— es injusto que las mujeres tengan a su cargo una parte desproporcionada de los cuidados. Hace falta un cambio cultural y valorar lo que hace la mujer. Producen miles de millones de dólares que no se les pagan. Los gobiernos tienen que hacer que haya más guarderías disponibles.

Diplomática de carrera

Lakshmi Puri considera fundamental que los partidos políticos dejen de ser patriarcales y considera al sistema de cuotas "una transición necesaria (...) El hecho de que lleguen por cuotas no les debe quitar a las mujeres su valor intrínseco como líderes y su capacidad para representar a la gente. Hay una desventaja heredada. Las cuotas tienen que ser aplicadas como corresponde. Puede haber incentivos y desincentivos. Puede haber cronogramas. Hay muchas maneras. Son acciones que se recomiendan de manera temporal", señala. Con respecto a América Latina, se felicitó porque "hay un muy vibrante movimiento feminista", pero también advirtió que está preocupada por "tendencias conservadoras" y por lo que llamó "acceso a los derechos reproductivos". "Estamos preocupados por la feminización de la pobreza en América Latina", dice la vicedirectora de ONU Mujeres que ocupa su cargo desde 2011.

Perfil

Nombre:Lakshmi Puri. Nació: En India. Edad: 64 años. Otros datos: Embajadora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)