CONFLICTO DEL SUPERGÁS

Riogas salió a denunciar "abuso" del sindicato

La empresa Riogas lamentó la crítica situación "de la que es rehén", la cual afectó a los clientes, distribuidores, trabajadores y proveedores de la compañía como consecuencia de una medida gremial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El sindicato del supergás analizará hoy una propuesta patronal. Foto: M. Bonjour

"Somos una empresa respetuosa de las autoridades competentes, aunque no comparta la visión que éstas tienen sobre el desborde y abuso sindical", afirmó la compañía en un comunicado en referencia al ministro Ernesto Murro.

El titular de Trabajo había señalado que "no existen dificultades con ninguna otra empresa, ni hay conflicto con la cámara empresarial representativa", por lo que el problema del abastecimiento "se encuentra radicado en Riogas". Además, rechazó haber tenido una actitud "omisa" durante el conflicto como se sugirió desde Riogas.

Por su parte, la empresa sostuvo que está cumpliendo con todo lo establecido en el convenio colectivo del sector del supergás firmado en el Ministerio de Trabajo, al tiempo que denunció que el sindicato incumplió lo acordado al no respetar las cláusulas de "solución y prevención de conflictos" y de "paz laboral".

Según Riogas, el sindicato se comprometió "a no pedir ningún beneficio económico y a no tomar medidas sindicales de ningún tipo con ese fin por los próximos tres años (...) Sin embargo, a menos de 60 días de firmado, lo incumplió totalmente", denunció la compañía.

Además, la empresa sostuvo que no despidió a 11 trabajadores (como afirma el sindicato) sino a tres, que fueron desvinculados por manipular, durante una jornada laboral y en varias ocasiones, un arma de fuego en un puesto de venta de supergás al que acceden los clientes y donde hay otros trabajadores.

Asimismo, se aclaró que los restantes trabajadores, a los que hace referencia el sindicato, corresponden a contratos zafrales que Riogas decidió no renovar, como consecuencia de la finalización de la zafra y la baja en el nivel de actividad operativa producto de "la difícil situación económica y financiera por la que atraviesa la empresa luego de más de 25 días de no producir por las medidas sindicales".

Riogas acusa al sindicato de "confundir roles" y pretender "controlar indebidamente y cada vez en mayor medida la operativa de la empresa". Por lo que, concluyen en el comunicado, "es la primera vez, en los casi 40 años de existencia que la empresa se enfrenta a una medida sindical tan radical y desproporcionada".

La empresa argumenta que las presiones del sindicato tienen como objetivo obtener mayores remuneraciones y beneficios económicos para los operarios y choferes de planta, "que actualmente son muy elevados y superan los que perciben muchos gerentes, jefes y profesionales universitarios".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)