NUEVA FÓRMULA EN EL CONFLICTO DEL SUPERGÁS

Riogas ofrece retomar tres despedidos, pero sigue el paro

Gremio rechaza que sean recontratados solo algunos de los once zafrales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La empresa que representa el 40% del mercado sigue paralizada. Foto: M. Bonjour

La empresa Riogas mostró su disposición a retomar a dos o tres de los 11 trabajadores zafrales que despidió, como forma de desactivar el prolongado conflicto que afecta a la envasadora de supergás y que está generando desabastecimiento, pero el sindicato se planta firme en su postura de pedir que se retomen a todos.

El director de Trabajo, Juan Castillo, dijo a El País que ayer hubo una reunión tripartita en el Ministerio de Trabajo en la que quedó claro que las diferencias se centran ahora en el número de trabajadores zafrales a retomar. Hoy se intentará un nuevo acercamiento, señaló.

"La empresa señala que dos o tres trabajadores son suficientes y estamos trancados en eso", reconoció Castillo. El Ministerio no tiene opinión respecto a cuál sería la cantidad adecuada de personas a retomar porque cada empresa organiza su producción de manera diferente, explicó Castillo.

Gonzalo Scotti, vocero del sindicato del supergás (SUTS), dijo a El País que los 11 trabajadores son imprescindibles para cubrir la dotación de la planta de envasado de Riogas de forma de atender la demanda de todo el país y para que el expendio de garrafas se realice con los debidos controles de calidad. Scotti advirtió que el conflicto está "a fojas cero" y que cada vez que la empresa rechaza las propuestas que recibe "se genera un distanciamiento". También cuestionó que a las tratativas la empresa envíe sus abogados y no a autoridades de la firma con poder de decisión.

A pesar del largo conflicto que afecta a Riogas que envasa el supergás que cubre aproximadamente el 35% de la demanda, el sindicato asegura que está entregando el producto a hospitales, centros CAIF y escuelas y gas a granel a los hoteles del Este del país.

Como consecuencia de la detención total de las actividades de envasado de Riogas, Megal que normalmente cubre el 14% de la demanda, hoy está cubriendo el 25%. Su presidente, Rossana Bucheli, opinó que "nadie entiende lo que está pasando. Es inentendible. Estamos convencidos de que hay que reestructurar el sector. Es difícil juntar a las partes porque hay muchos actores con intereses diferentes", comentó.

Hoy Megal está entregando entre 8.000 y 9.000 garrafas de las alrededor de 30.000 que está demandando en este momento el mercado, dijo Bucheli.

Martín Machado, distribuidor de Acodike comentó que ayer pudo entregar 236 garrafas de las 500 que hubiese necesitado. El empresario señaló que el interior del país "está casi desabastecido en su totalidad" y que un hotel en el Este debió cerrar por no disponer del gas a granel que necesitaba.

Riogas emitió un comunicado en el que señala que elevó una propuesta al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, "que éste entendió muy razonable, pese a lo cual, fue rechazada luego por el sindicato". Y denunció que aparecieron pintadas intimidatorias en los locales de sus distribuidores. Una decía "represores".

"No es responsabilidad de Riogas el parcial desabastecimiento y las demoras en la entrega del producto causadas por la paralización de su planta, por lo que se apela a las autoridades para que adopten las medidas que por Derecho correspondan para el inmediato restablecimiento de la producción", dice el comunicado. Riogas señala que el sindicato no cumplió con la cláusula de paz que había suscripto con la empresa

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)