POLÍTICAS SOCIALES

Retirarán asignaciones a unos 13 mil menores

El mes pasado el Banco de Previsión Social (BPS) detectó que 14.235 beneficiarios de asignaciones familiares de entre 5 y de 17 años no estaban concurriendo a ningún centro de enseñanza de los que 1.193 ya regularizaron su situación, pero 13.042 siguen en las mismas condiciones, por lo que dejarán de recibir ese beneficio a partir del mes que viene.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gobierno debe financiar pago de US$ 10: anuales en jubilaciones. Foto: F. Ponzetto

Esa cantidad de beneficiarios representa el 3,8% de todos los que perciben asignaciones familiares y tienen la edad antes mencionada.

Para poder acceder nuevamente al cobro, los damnificados deberán presentar una constancia de que están concurriendo a clase.

Heber Galli, presidente del BPS, explicó a El País que "suspender el beneficio no apunta a mejorar una situación financiera del BPS, sino que pretende asociarla al cumplimiento de una política. Ojalá no hubiera que suspender ninguna".

El funcionario aclaró que "el BPS no elimina la asig-nación", sino que "la suspende hasta que se regularice", la asistencia un centro de estudio.

Según datos del BPS, poco más de un tercio de los beneficiarios del sistema tienen edad de concurrencia a enseñanza primaria y poco menos de dos tercios tiene edad de cursar estudios de nivel medio, asimismo la mitad de las situaciones se concentra en las edades de 15 a 17 años. Por otra parte estos beneficiarios representan el 4% de los beneficiarios totales de entre 5 y 17 años que son unos 343 mil.

Juan Pablo Labat, director de Evaluación del Mides, aclaró a El País que "no está en análisis la eliminación del criterio que rige hoy día (la relación entre asignación familiar y asistencia a un centro educativo)".

No obstante, aclaró que "el gobierno sí está trabajando en un sistema integrado de transferencias monetarias. Hoy sabemos que el 80% de los niños son beneficiarios de alguna transferencia. La idea es alcanzar a que todos los niños estén protegidos y discutir qué políti-cas se quiere priorizar, para así ver qué instrumento potenciar".

Labat sostuvo que "el BPS lo que está haciendo es aplicar la ley. El tema es que en su momento había expectativas de que esos programas podían transformar el proceso educativo. Con el correr de los años se comprobó que las asignaciones tienen un papel razonable en el alivio de la pobreza, pero no tienen capacidad de modificar la asistencia a la educación formal. Algo distinto sería una beca de mayor dinero u otro instrumento".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)