CAJA MILITAR

Retirados militares rechazan fórmula para gravar retiros

Se les ofreció bajar el gravamen extendiendo el plazo de vigencia; “sería reconocer que es constitucional”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los retirados encargaron a sus representantes hacer gestiones ante el Parlamento. Foto: F. Ponzetto

Los militares retirados rechazaron una fórmula transaccional para abatir el déficit del Servicio de Retiros y Pensiones Militares (SRPM) que presentara el Frente Amplio, referida a una rebaja del impuesto que se les pretende cobrar extendiendo el plazo de aplicación más allá de 2018.

Una delegación de la coordinadora de clubes de retirados de las Fuerzas Armadas fue recibida por la comisión de Hacienda del Senado en el marco de su recorrida por distintos ámbitos parlamentarios que la asamblea de retirados les encomendara semanas atrás.

El Poder Ejecutivo envió al Parlamento un proyecto de ley por el que se crea una prestación pecuniaria, según la definición, aunque se trata directamente de un impuesto sobre pasividades y pensiones que sirve el SRPM.

La iniciativa fija un plazo de cobro por algunos meses a partir de la sanción de la ley con el fin de abatir en parte el déficit anual de US$ 447 millones que presenta el sistema previsional militar en tanto se buscan otras soluciones de fondo.

Pero en ese marco el senador frenteamplista Rafael Michelini les propuso a los retirados "moderar" el impuesto y extender su vigencia, a lo cual recibió una respuesta negativa.

"Le respondí que de ninguna manera íbamos a negociar. Desde el momento en que negocie el impuesto le estoy dando constitucionalidad, y eliminaría la posibilidad de recurrir ante la Suprema Corte de Justicia por su inconstitucionalidad", explicó el general retirado Hebert Fígoli a El País.

"No negociamos", subrayó el militar. "Se está violando el principio de igualdad, ya que seríamos los únicos pasivos en el Uruguay a quienes se les aplicaría un doble impuesto", afirmó Fígoli. Además puso un ejemplo en la comisión: dijo que "a nadie se le ocurriría crear un impuesto a los funcionarios de Ancap para financiar el pasivo de esa empresa".

Ola de retiros.

El proyecto a estudio de la comisión del Senado establece que los retirados y pensionistas militares con ingresos superiores a los $ 50.000 mensuales pasarán a tributar en franjas que van del 2% al 20%.

Fígoli dijo en la comisión de Hacienda que la decisión de reformar el SRPM generará un "impacto directo" en el aumento del pase a retiro de los militares activos. Y reveló que solamente en el mes de octubre de 2016, cuando se comenzó a hablar del nuevo impuesto, las solicitudes de pase a retiro en las Fuerzas Armadas se incrementaron 150%.

En el pasado mes de julio, los retirados convocaron a una asamblea en donde acordaron varias líneas de acción, una de las cuales es concurrir al Parlamento.

En ese marco, definieron a la reforma que el gobierno quiere hacer sobre el SRPM como "política y no financiera", como sostiene el Poder Ejecutivo.

El propio Fígoli subrayó en la asamblea de los retirados que el impuesto es "injusto, confiscatorio e inconstitucional", y que está colocado en el proyecto de ley con fines económi- cos "para reducir los problemas de gestión de varias empresas públicas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)