caso lola

El resultado de ADN dio negativo, el detenido quedó emplazado

La jueza tuvo el resultado del análisis a media mañana de hoy y después dispuso su libertad. La investigación sigue en curso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Reconstrucción del caso Lola Chomnalez. Foto: Ricardo Figueredo

Esta mañana la jueza de Rocha Silvia Urioste, a cargo del caso del homicidio de la adolescente argentina Lola Chomnalez, recibió el resultado de ADN efectuado al cuida coches riverense detenido como sospechoso del crimen. El análisis dio negativo en relación a la muestra de sangre encontrada en la mochila de la víctima, informaron a El País fuentes del caso.

La jueza dispuso que el joven riverense de 27 años fuera liberado y emplazado, lo que significa que va a seguir siendo investigado y podría ser eventualmente procesado por algún delito, informaron fuentes judiciales a El País. 

Además, la fiscalía pidió pruebas. "De lo que surja de estas pruebas y de las pericias pendientes se estudiará y se tomará una resolución", agregaron las fuentes. 

El riverense dijo ayer en la Justicia que entró al monte con Lola, pero cuando ella se desvaneció él se fue. 

Idas, vueltas y contradicciones. 

En su primera declaración, en Rivera donde fue detenido, primero negó haber estado en Valizas a fin de año. Luego se contradijo, levantando más sospechas y determinando su traslado a Rocha.

En el juzgado rochense, volvió a admitir que estuvo en Valizas y por primera vez dijo que conoció a Lola, pero se mantuvo firme en cuanto a que no participó de su homicidio.

Al mediodía lo llevaron hasta Valizas. Estaban la jueza Urioste, el fiscal Morosoli, los investigadores de la Policía, efectivos de prefectura y el abogado de la familia Chomnalez, Jorge Barrera. Recorrieron a pie el balneario. El sospechoso siempre esposado a un efectivo policial.

Cuando lo llevaron a la plaza de Valizas, dijo que nunca había estado en ese lugar. Luego lo condujeron hasta la casa que alquiló la familia de la madrina de Lola y en la que la adolescente pasó sus últimas horas. También lo llevaron al restaurante El Rey de la Milanesa y a un cyber, pero en todos el hombre dijo lo mismo: nunca había estado ahí. 

Los investigadores habían llegado hasta Barra de Valizas con la confianza de estar sobre una pista firme, pero las declaraciones que efectuaba el cuidacoches dejaron un manto de duda importante. No obstante, una fuente policial informó que el indagado dijo que estuvo con Lola, aportando detalles que hacían pensar en un encuentro fortuito entre ambos.

El sospechoso, de complexión pequeña y de 1,60 de estatura, habría estado en Valizas vendiendo estampitas en la playa, dijeron las fuentes, pero hasta ayer nadie en el balneario recordaba haberlo visto. Una fuente indicó que sorprendió que informara que en la mochila de Lola había un par de chancletas de color blanco, también que Lola se habría mareado, aspecto que también figuraría en el expediente. Un abogado que sigue el caso se preguntó: "¿Cómo es que sabe eso?".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º