ESTABA EN BRASIL

Rescatan en Brasil a secuestrada por su pareja en Rosario

El padre y cinco tíos la fueron a buscar ayer a Santa Catarina; la mujer hizo saber que está bien de salud.

Foto: aplateia.com.br
Los familiares de la joven cruzaron la frontera a la hora 13:30, antes hablaron con la Policía. Foto: aplateia.com.br

Un pacto entre clanes gitanos resultó clave para resolver el secuestro de la joven gitana María Regina Tambasco (24), que el martes fue obligada, a punta de revólver, a subir a un vehículo en Rosario, Colonia.

Anoche, pasadas las 21:30 horas, llegaron a la ciudad de Santana do Livramento familiares de la joven madre secuestrada, informó el portal A Plateia. Los familiares habían ido a buscarla cruzando la frontera uruguaya y cuando lograron rescatarla, se produjo una persecución en plena ruta brasileña. La joven, según informes de última hora, fue rescatada sana y salva por parte de la Policía Rodoviaria Federal.

De acuerdo con la información, al cierre de esta edición, la muchacha fue sometida a revisión médica en la ciudad de Rivera, y luego trasladada por parte de los integrantes de la División Especializada en Materia de Delitos Complejos de la Policía de Rivera.

Por su parte, el joven secuestrador y ex pareja de María Regina, identificado como Esteban E., también presentó denuncia ante la Policía contra la familia de Regina Tambasco.

El miércoles, después de producirse el secuestro de la mujer en la ciudad de Rosario, hubo una reunión entre los jefes de las dos familias gitanas relacionadas con la pareja.

En la mañana de ayer, se supo que una delegación de los clanes involucrados en el caso viajaría a Brasil a buscar a la joven tras alcanzar algún tipo de acuerdo no revelado con la familia del secuestrador.

Al rescate

Seis hombres cruzaron ayer la frontera entre Rivera y Livramento a las 13:30. Todos eran miembros del clan al que pertenece la joven secuestrada. Su destino era Santa Catarina, a 897 km. de Rivera.

Antes de que cruzaran la frontera, oficiales de la Policía de Rivera hablaron con los seis y les explicaron la situación legal en la que se encontraban, según pudo saber El País.

También un periodista de la publicación fronteriza A Plateia logró hablar con los gitanos. Le confirmaron que iban a buscar a la mujer.

Un investigador que trabajaba en el caso dijo a El País que mientras “para nosotros es un secuestro, para ellos es un problema que se resuelve con la ley gitana”.

Desde un primer momento la Policía manejó que los responsables de la acción habrían llevado a la mujer hacia una ciudad de Rio Grande do Sul, el estado donde la mujer residió durante varios años con su ex pareja y su hijo.

Sobre el mediodía del miércoles se ordenó el cierre de fronteras para la ex pareja de la mujer y un presunto cómplice que habría participado en el secuestro de la joven.

María Regina vivía hasta hace algunos meses con Esteban E. en Rio Grande do Sul. Tras la separación, ella se fue a vivir a Rosario, en Colonia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)