La directora nacionalista ve posible que se repitan pérdidas

Replantean la polémica por el déficit de Ancap

Al Partido Nacional ya le están preocupando nuevamente las cifras de los resultados de Ancap, porque algunos de los factores que generaron las pérdidas de 2013 (que llegaron a US$ 169 millones) y el elevado endeudamiento del ente siguen presentes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La baja del dólar sigue siendo un problema, aunque la baja del crudo ayuda. Foto: A.Martínez.

La directora blanca de Ancap, Elena Baldoira, dijo a El País que ve la situación con preocupación y que es probable que las pérdidas de 2014 sean iguales o superiores a las de 2013.

Baldoira señaló que si bien Ancap se embarcó en inversiones que eran necesarias como la planta desulfurizadora de la refinería de La Teja y la renovación de sus plantas de cemento, estas inversiones demoran en "madurar" y, en el ínterin, la empresa debe enfrentar un importante endeudamiento cuyo peso se incrementa por el alza del dólar.

El balance 2014 de Ancap debería aprobarse en tres o cuatro meses una vez que se cuente con los datos de sus varias empresas subsidiarias.

Para Baldoira, se ha avanzado algo en el reperfilamiento de las deudas de Ancap pero deben darse pasos adicionales. También considera fundamental que Ancap siga dando pasos para colocar títulos en el exterior. En este sentido, valoró positivamente que el 16 de marzo el Poder Ejecutivo haya decretado que se exonerará del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas y al Patrimonio la tenencia de títulos colocados en el exterior por las empresas públicas y los servicios descentralizados.

El año pasado hubo meses de pérdidas y otros de ganancia, explicó Baldoira. El alza del dólar se vio contrarrestado, en parte, por la caída del petróleo en la segunda mitad del año que continúa hasta hoy. Entre el 19 de junio pasado y el 31 de diciembre el petróleo se derrumbó de US$ 115,06 a US$ 56,82, lo que supuso un retroceso de 50,6%. La caída ha continuado en lo que va del año y ayer el tipo Brent, que es la referencia para Ancap, terminó a US$ 55,05.

El tipo de cambio no ayuda tanto. El dólar subió en 2014 13,8% y otro 4,4% en lo que va de 2015; se espera que continúe subiendo este año. En este contexto, el Tribunal de Cuentas dio su visto bueno a la contratación por parte de Ancap de un préstamo con el banco ING Bank por US$ 66 millones a un plazo de 360 días, y con un interés equivalente a la tasa Libor a seis meses más 2,15%. El diputado blanco Pablo Abdala, exdirector de Ancap, dijo que se debe "transparentar" la discusión sobre Ancap y el Gobierno debería reconocer que las tarifas son utilizadas con un criterio fiscal. Abdala dijo a El País que Ancap tiene pasivos por más de US$ 2.000 millones y que si solamente se tomase en cuenta la evolución del precio del petróleo y del dólar, estaría en condiciones de reducir un 14% promedio el precio de los combustibles (ver nota aparte).

Con esta situación y otras en mente, el director de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, dijo ayer en El Espectador que "ha habido una descoordinación tremenda entre empresas públicas" porque "no ha existido un análisis integral de la empresa". "Las empresas públicas tienen su autonomía, pero tienen que estar alineadas a un proyecto nacional aprobado en un programa de gobierno. Tienen que tocar la misma música", aseguró.

Por ese motivo, el Gobierno se propone implementar un plan que apuntará a mejorar la gestión de las empresas públicas, que consiste en la recreación de la "mesa de presidentes de entes", que funcionó durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez como una instancia de coordinación y que no tuvo continuidad durante la gestión de José Mujica. El ministro de Economía, Danilo Astori, también ha enfatizado varias veces en la necesidad de que las empresas públicas coordinen sus inversiones.

Para blancos combustibles pueden bajar 14% adicional.

El diputado nacionalista Pablo Abdala planteará hoy en el Parlamento que, de acuerdo con la evolución del dólar y el petróleo, Ancap podría rebajar un 4% los combustibles en promedio, a lo que debería sumarse un 10% correspondiente a que debió bajarse en enero pasado, en función de la paramétrica adoptada por Ancap. Abdala dijo a El País que Ancap tuvo "ingresos extraordinarios", al menos desde septiembre pasado, por el porcentaje de la caída del petróleo que no se volcó a las tarifas de los combustibles.

La Federación Rural del Uruguay también planteó ayer la necesidad de rebajar el gasoil. Abdala recordó que el presidente de Ancap, José Coya, se comprometió a revisar por estas fechas la posibilidad de rebajar adicionalmente los combustibles. En su última rebaja, adoptada en enero, Ancap bajó 3% las naftas y el 5,5% el gasoil. Adoptó entonces una referencia para el crudo Brent de US$ 60 (hoy está a US$ 55) y un dólar a $ 24,30 (ayer terminó a $ 25,413). Abdala calcula que los costos del ente por compra de crudo bajaron un 8% adicional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados