Sindicato se moviliza en reclamo de medidas de seguridad

Repartidores de bebidas: hubo 22 asaltos en 45 días

En un mes y medio 22 camiones y camionetas de transporte de bebidas fueron asaltadas y en todos los casos, hubo amenazas con armas de fuego, informó ayer el dirigente gremial del sector Richard Read.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La bebida es de los sectores más castigados por la delincuencia. Foto: F. Flores

En reclamo de mejorar este tipo de situaciones, el gremio de transportistas, realizarán un paro parcial mañana a partir de las 10:30 horas y 30 minutos más tarde se realizará una concentración en el Palacio Legislativo.

Solo en la jornada de ayer, hubo dos rapiñas y un intento de asalto a repartidores. En ésta última, uno de los trabajadores, que actúa como "guardia de seguridad" del coche, le disparó e hirió a uno de los delincuentes.

En este caso, eran dos los coches involucrados, uno de reparto de cerveza y el otro un reparto de alimentos. Los dos delincuentes llegaron a la puerta de un supermercado ubicado en José Belloni y Matilde Batlle Pacheco se encontraron con los vehículos y se aprestaron a asaltarlos. El hecho ocurrió en horas del mediodía.

Sin embargo, un hombre que hace las veces de guardia de seguridad en uno de los coches, disparó contra los delincuentes, hiriendo a uno de ellos, en tanto el otro escapó en la moto que habían llegado.

Prácticamente a la misma hora, sobre el mediodía, en Camino Carrasco y Munar, a pocos metros del local de una importante cadena de supermercados, se concretó el asalto a un repartidor de refrescos, por parte de dos delincuentes armados, quienes se hicieron con la recaudación diaria.

En las primeras horas de la tarde, en tanto, un tercer hecho, vinculado a trabajadores de reparto de bebidas, que ocurrió en Islas Canarias y Molino de Raffo.

Allí, el trabajador, de 53 años, fue abordado por un individuo que, mediante amenazas con arma de fuego, le exigió la entrega del dinero. El repartidor no se resistió y entregó el dinero y se presentó en la Seccional 8a, donde realizó la denuncia correspondiente.

Cuentas.

Según el dirigente gremial Richard Read, en el último mes y medio, el sector del transporte de bebida, "fue duramente castigado" por la delincuencia.

Read indicó que en ese lapso cuatro camiones de Nix, cuatro de Pilsen, un camión de Sirte, cuatro de Coca Cola y cinco camionetas de esta misma empresa fueron asaltadas por delincuentes. "En todos los casos los robos fueron a punta de pistola", afirmó el dirigente gremial.

Para Read, a los delincuentes "les rinde robar un reparto de bebidas". Según el cálculo realizado por el dirigente gremial "sacan lo mismo que si robaran 20 taxis".

Si bien no quiso develar las cifras de dinero con las que camiones y camionetas se manejan en la calle, sobretodo por la seguridad de los propios trabajadores, señaló que las empresas "poco hacen para evitar este tipo de situaciones".

"Hace un tiempo empezaron a salir trabajadores a la calle con chequera, pero las empresas las sacaron. Esa era una manera de evitar andar con el efectivo arriba, pero lo tiraron para atrás", informó Richard Read.

"Hay que seguir buscando medidas para evitar este tipo de situaciones", señaló, afirmando que esa será la temática de la protesta que se realizará el jueves, frente al Palacio Legislativo.

Estadísticas.

Según los partes de prensa emitidos por Jefatura de Policía, los asaltos a repartidores, llegan a 31, en lo que va del año. Sin embargo, en esos partes, no están todos los casos, porque incluso, no todos los asaltos a repartidores se denuncian. Por ejemplo, la mayoría de los casos relevados por Richard Read, no aparecieron en los partes policiales emitidos por la Jefatura de Montevideo.

Pero en las estadísticas queda registrado que en dos de esas rapiñas, fueron asesinados dos trabajadores. El 10 de enero, Javier Soria, de 40 años, llegó a un comercio de Aparicio Saravia y Camino Lecoq, a entregar un pedido en un almacén, cuando fue sorprendido por tres delincuentes que le quitaron su arma y lo asesinaron a sangre fría.

Trece días después, en Camino Cibils y Francisco Sity Carlos Barrios, de 55 años, fue asesinado por dos delincuentes que, además balearon a su acompañante en una pierna.

En el caso de Soria, varios vecinos afirmaron a la Policía que conocían a los autores del homicidio, pero la Policía no pudo, hasta el día de hoy detener a los delincuentes involucrados en el hecho.

En el homicidio de Barrios, se llegó a la identificación de los dos menores involucrados en el hecho, pero tampoco se los pudo ubicar.

Otro repartidor, que fue herido en el transcurso de una rapiña ocurrida pocos días después de la muerte de Barrios, identificó por intermedio de fotos a los autores del robo y resultaron ser los mismos que asesinaron al trabajador.

"No vamos a esperar que maten a un compañero".


"Hay que sacar el efectivo de los repartos", consigna Richard Read, afirmando que será esa la principal propuesta de cara a la manifestación de mañana en el Palacio Legislativo. "En este país, las empresas parece que estuvieran esperando que muera un trabajador para hacer algo y no es así. Nos vamos a movilizar porque no queremos llegar a eso", indicó Read. Además señaló que estas empresas "tienen como suplantar el dinero en los camiones. Se estuvo trabajando con cheques, pero también pueden trabajar con cuentas bancarias o mediante giros de Abitab. Tiene que haber voluntad", dijo.

En violentas rapiñas hieren a dos almaceneros.


Pero no son solo los repartidores, quienes están a merced de la delincuencia. En las últimas horas del lunes se produjeron dos asaltos contra almacenes en los que sus propietarios fueron agredidos y recibieron heridas de diversa índole.

El primero de los casos se dió sobre las 20:00 horas del lunes en un autoservice ubicado en Camino Corrales y Francisco Sainz Rosas, en la zona del barrio Ituzaingó. Hasta allí llegaron dos desconocidos en moto, quienes ingresaron al comercio tapando sus rostros con sus respectivos cascos y apuntando con armas de fuego al comerciante, quien a esa hora se encontraba con clientes y dos empleados.

Los asaltantes fueron directamente a la caja registradora del comercio, amenazaron al propietario y le exigieron la entrega del dinero. Sin resistirse, el comerciante entregó el efectivo, tras lo cual los malvivientes se fugaron en la misma moto que habían llegado. Sin embargo, a pesar de no haberse resistido, el dueño del local salió del comercio a perseguir a los delincuentes.

Uno de ellos, se percató de esta situación y le disparó en el brazo. El comerciante, de 53 años, fue trasladado por una ambulancia a un sanatorio particular donde fue atendido y dado de alta de forma inmediata, ya que la herida que tenía no representaba riesgos mayores.

El otro caso, ocurrió en la misma noche, y tuvo como protagonista a una mujer, dueña de un almacén en la esquina de Camino Colman y Dunan.

Hasta allí llegaron cuatro delincuentes, quienes de forma agresiva, exigieron la entrega del dinero existente en la caja registradora del comercio. Mientras pedían el efectivo, uno de los delincuentes golpeó a la comerciante en la cabeza, produciéndole un corte en la cabeza .

Los asaltantes, además del dinero de la recaudación, también se llevaron efectivo y objetos de valor de al menos cuatro clientes que estaban en el comercio a la hora del asalto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados