ESTABA A CARGO DE LA PARROQUIA DE LA CATEDRAL

Renunció párroco de Melo; era investigado por abusos

Obispo Bodeant dijo que la investigación fue un catalizador.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Catedral de Melo. Foto: Néstor Araújo

El párroco de la Catedral de Melo renunció al ministerio sacerdotal, confirmó el obispo de la diócesis de Melo y Treinta y Tres, Heriberto Bodeant. El padre Jairo, que estaba a cargo de la iglesia desde el año 2011, venía siendo investigado por denuncias de presuntos abusos sexuales que involucraron también a otros dos sacerdotes.

El 16 de abril de este año, se había abierto una investigación a un joven sacerdote de Melo, que no fue identificado. El obispo Bodeant aseguró que uno de ellos continuaba trabajando en el departamento, y estaba a cargo de la Iglesia Catedral y es precisamente el que ahora renunció al ministerio sacerdotal.

"Jairo Fernández renunció y la investigación fue un catalizador pero no es la causa exacta por la que el dimitió", aseveró el obispo. "El padre Jairo no cometió ningún delito, de eso tenemos certeza. Él ha mirado su vida, los años transcurridos y ha tomado esta determinación", dijo Bodeant.

Se le había aplicado una sanción preventiva mientras se estudió el caso, de acuerdo a una fuente eclesiástica. Bodeant admitió que desde hace cierto tiempo se estaban llevando a cabo indagatorias al respecto aunque con discreción.

"Siempre dije que mi voluntad es la de investigar", precisó el obispo en la ocasión, cuando se conoció públicamente el hecho, a mediados del mes de abril pasado.

Bodeant confesó que la Iglesia uruguaya "ya había tomado conocimiento (de los presuntos casos de abusos) antes de que tomaran estado público", pero desde que él se encuentra al frente de la diócesis en Melo y Treinta y Tres, hace ya siete años, "no he recibido ninguna denuncia, aunque veníamos trabajando en el tema por denuncias anteriores".

El obispo señaló que uno de los tres sacerdotes denunciados actualmente se encuentra en Italia.

Hace unos meses, Melo estuvo también en el foco a raíz de la detención de un sacerdote en plena vía pública, luego de que una madre denunciara que el cura se había llevado a un menor de paseo a Montevideo, sin consentimiento familiar.

Este eclesiástico, informó entonces el obispo, estaba suspendido transitoriamente en su ministerio sacerdotal por trastornos psiquiátricos.

"Al estar suspendido no puede aducir que estaba haciendo actividades en nombre de la Iglesia, y menos viajar a Montevideo con un menor sin consentimiento de su madre", sostuvo Bodeant.

La madre logró ubicar a su hijo por teléfono y éste le dijo que había viajado con el sacerdote a Montevideo y que no sabía cuando retornaría, por lo decidió radicar la denuncia.

Iglesia recibió 40 denuncias.

El cardenal Daniel Sturla adelantó a radio El Espectador que en los próximos días saldrá a la luz un documento elaborado por la Iglesia Católica uruguaya, donde se presentará información acerca de las 40 denuncias que recibió la institución sobre abusos sexuales cometidos por religiosos en los últimos setenta años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)