SECUENCIA DE RETIROS

Renuncia sorpresiva de director frentista de Inisa

El sindicato dice que es por problemas con la presidenta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gabriela Fulco, directora del Sirpa. Foto: Marcelo Bonjour

Uno de los tres directores del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa) renunció ayer en forma sorpresiva. Eduardo Katz, el director renunciante, había incluso negociado hasta ayer al mediodía con el sindicato de la institución en la Dirección Nacional de Trabajo. Katz le confirmó su alejamiento a su colega de directorio, el nacionalista Álvaro Viviano, a quien le señaló motivos personales para su renuncia. Viviano reconoció a El País su sorpresa por la renuncia.

Joselo López, referente del sindicato e integrante del Secretario Ejecutivo del Pit-Cnt, dijo a El País que a Katz "lo hicieron renunciar" por "líos personales" con la presidente del Inisa, Gabriela Fulco, "con la que no se puede trabajar". Es el tercer director oficialista que renuncia en dos años, recordó López. "Esto lo dijo en su momento (Edgar) Bellomo y después (Luis) Noya y ahora no sé si lo va a decir Katz o no. Es el tercer integrante que se comen en el oficialismo", agregó.

El País intentó contactar a Fulco pero no respondió las llamadas. A Katz no lo pudo localizar. López dijo que el sindicato no tiene relación con Fulco pero que con Katz y con Viviano "no teníamos mayores inconvenientes".

"El problema es que la gestión sigue siendo desastrosa y lo que vemos es que esto ya no es un tema solo del sindicato porque si es la tercera vez que renuncia un representante del oficialismo, alguna situación demuestra eso", agregó. "Él termina presentando la renuncia porque le habían hecho una jugada para que se fuera por la puerta del fondo", aseguró.

López mencionó como ejemplo de los problemas de gestión que en estos días de abundantes lluvias la situación de los locales del Inisa "es calamitosa" porque "se inundan los módulos". "Por una decisión de la propia administración, y principalmente de la presidente, no se deja que se arregle nada porque hay un litigio con unas empresas constructoras que tiene como dos años, entonces no dejan arreglar nada para demostrar que está todo mal y quienes sufren son los trabajadores que trabajan a la intemperie bajo agua y los gurises que viven adentro del agua, con colchones que están sobre el piso porque no tienen cama y quedan totalmente empapadas", denunció.

Viviano reconoció que como consecuencias de las lluvias "hay una problemática muy severa" en particular en el local Belloni, que alberga a más de 80 menores, y que tiene "vicios constructivos que se han denunciado. En algunos locales de la Colonia Berro también se presentan problemas.

Piden 230 trabajadores.

El Inisa pidió en la Rendición de Cuentas alrededor de US$ 13 millones para destinar a salarios, funcionamiento e inversiones y hasta ahora solamente tiene asegurados recursos para pagar un reajuste de 3,4% ya comprometido, dijo el director Álvaro Viviano. El directorio pide 230 trabajadores más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)