Acusado de matar al pizzero y a un policía, entre otros ilícitos

Remiten al “Piru” por tres homicidios y una rapiña

La jueza Penal Julia Staricco y la fiscal Ana María Tellechea procesaron con prisión al joven conocido como “el Piru” (19) por el asesinato del pizzero de Nuevo París, Marcelo Pérez; del policía Carlos Barrios que repartía pollos en el Cerro y de un motociclista en el cruce de las rutas 1 y 5 para robarle la moto y la mochila.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Anezio, alias "Piru", acusado de dar muerte a un policía, un pizzero y dos jóvenes. 

También fue procesado por Staricco por una rapiña cometida recientemente a un motociclista en un barrio periférico.

En la sede penal, “el Piru” confesó que mató al pizzero López delante de su esposa e hijo, mientras que los otros delitos los cometió junto con otro joven conocido como “el Niquito”, quien fuera capturado días atrás por los efectivos de la Zona IV (Cerro y barrios aledaños”. La Justicia ya procesó al “Niquito” por rapiñas.

Además de su confesión, hay huellas dactilares de “el Piru” cuando ingresó al camión de una pollería que conducía el policía Barrios. El agente había iniciado los trámites para retirarse. El día de su muerte suplió a su hijo en el reparto porque este se encontraba de vacaciones. Tras el procesamiento, “el Piru” será citado a declarar en otros dos juzgados por rapiñas y homicidios sin aclarar.

El 7 de septiembre de este año, el Ministerio del Interior publicó en su página web la foto de “el Piru” y señaló que este era buscado por varios ilícitos. Advirtió que el joven “puede estar armado y ejercer la violencia sobre las personas”.

En la mañana del jueves 17, “el Piru” fue capturado por investigadores de la Zona IV en los fondos de una casita ubicada en Camino Cibils y Austria.

“El Piru” trató de escapar pero fue detenido por la Policía que rodeó la zona.

Aunque parezca increíble, este adolescente carecía de antecedentes penales como menor y como adulto. Sí tenía múltiples entradas en comisarías por homicidios, copamientos y rapiñas. Sin embargo, la Policía no lograba probar ningún delito porque “el Piru” utilizaba casco en sus ilícitos para dificultar su identificación por parte de las víctimas.
Con su secuaz, “el Niquito”, el joven no dudaba en usar la extrema violencia. Al pizzero Marcelo Pérez le disparó un tiro en el pecho, pese a que este le decía: “Llévense todo, llévense todo”.

Colectivo para la familia del pizzero


Allegados y amigos de Marcelo Pérez, dueño de la pizzería asaltada el 29 de agosto pasado, abrieron un colectivo para colaborar con la familia, que quedó sin sustento. Se puede colaborar hasta fines de noviembre, en la cuenta 54327 de Abitab. “Todos lo conocíamos y sabíamos la clase de gente que era. Es lo menos que podemos hacer”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados