protesta

Refugiados estarán frente a embajada de EE.UU. hasta que los atiendan

Los ex presos de Guantánamo que se encuentran en calidad de refugiados en nuestro país, reclaman frente a la embajada de Estados Unidos que se atiendan sus necesidades y que el gobierno de Barack Obama se haga cargo de su sustento económico en Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Refugiados frente a la embajada de Estados Unidos Foto: Agustín Martínez

Refugiados de la cárcel de Guantánamo que viven en Uruguay realizan una protesta frente a la embajada de Estados Unidos, informaron diferentes medios de comunicación.

Según constató El País, en el lugar, los que protestan son Abd al-Hadi Faraj, Ali al-Shaaban, Abdul Bin Mohammed Ourgy y Mohammed Tahamatan.

Las principales protestas que realizan los cuatro hombres, apuntan a la falta de atención desde el Estado uruguayo y al poco compromiso que tiene la embajada de los Estados Unidos con su refugio en nuestro país.

Denuncian que no reciben ningún tipo de subsidio para mantenerse desde que decidieron (cinco de los seis) no firmar un documento que les presentó Acnur (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados).

Uno de los seis refugiados fue el único que firmó esos documentos, (que no se encuentra en la manifestación) y por tanto sigue cobrando normalmente la asistencia.

Alegan que dichos papeles tienen "puntos oscuros" y que no tienen como informarse más en ese sentido por que no les han asignado un abogado.

Desde la embajada de Estados Unidos enviaron un comunicado donde aseguran que son conscientes "de esta solicitud aclarando que todo pedido de entrevista debe realizarse a través de los canales correspondientes y durante el horario de trabajo de esta representación".

Por su parte, los refugiados indicaron que no dejarán el lugar y que son capaces de pasar la noche allí hasta que alguien los atienda.

En tanto, uno de ellos aseguró que tienen la comunicación bloqueada al exterior y que no pueden hablar con sus familiares. Por otra parte, el dinero que se les otorga en calidad de refugiados "es poco" y no les da para vivir en una vivienda digna.

También indicaron que no tienen manera de traer a sus familiares porque no pueden cubrir sus gastos. En cuanto a las oportunidades laborales, ninguno de ellos hizo clara mención aunque fueron consultados. Alegan que aún no han podido insertarse del todo en la sociedad uruguaya y que no aprendieron bien el idioma.

Uno de ellos pretendió irse a Argentina en la pasada jornada, pero no se lo permitieron, ya que para hacerlo deben de tener la visa que aún no les fue gestionada.

En el lugar se hizo presente un traductor, que ofició de taductor con los periodistas.

En determinado momento, según constató El País, apareció un hombre hablando inglés que les ofreció ir a cenar para poder "charlar tranquilos". Los refugiados desistieron de esa invitación porque "no saben quien es". El hombre se retiró del lugar sin dar declaraciones.

Frente a la embajada, también se hacen presentes móviles policiales que se mantienen "cautos" ante la situación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados