Desde Presidencia y la Cancillería dijeron desconocer el hecho

Una refugiada siria fue internada en Vilardebó

Una de las mujeres sirias que arribó a Uruguay como refugiada el pasado 9 de octubre, viuda y con cinco hijos, intentó quitarse la vida. La información fue confirmada a El País por fuentes vinculadas al entorno de la mujer, aunque ayer desde Presidencia y Cancillería se dijo a este matutino que no estaban en conocimiento de la situación.

La mujer sufrió una crisis tras recibir desde su país de origen una foto muy cruda de un hecho de sangre que involucraba a un ser querido. La mujer, que a los 13 años fue "comprada" por un hombre bastante mayor que ella y del cual enviudó, llegó al país con sus hijos en el marco del plan de refugiados que implementó el gobierno y al cual se dio gran difusión.

La imagen que la mujer recibió en su celular derivó de la desaprobación de su familia a un vínculo que la mujer mantenía con un hombre en Siria. Lo ocurrido tiene que ver con las características y prácticas culturales de ese país.

La crisis que le provocó la situación llevó a la mujer a intentar autoeliminarse, según se constató en el Sanatorio Bernardo Etchepare, que fue el primero en recibirla, y luego en la Emergencia del Hospital Vilardebó, donde permanecía hasta anoche en compañía de un traductor.

El hecho ocurrió el martes pasadas las 22 horas. Fue el director del Centro de Salud a quien se le comunicó que la mujer estaba siendo derivada a ese sanatorio. Los refugiados sirios tienen derecho a ser atendidos en los hospitales de ASSE, para lo cual se creó además un protocolo especial.

Según indicaron desde el propio sanatorio a El País, la internación se quiso hacer en un lugar donde se mantuviera con la mayor reserva posible y no cobrara notoriedad pública el suceso.

Esa misma noche, la mujer intentó fugarse a través de un patio lindero al sanatorio, ubicado en Bulevar Artigas esquina Millán. Al percatarse de la situación, el vecino del centro de salud optó por llamar a la Policía para avisar sobre lo que estaba sucediendo.

Finalmente la mujer fue llevada nuevamente al sanatorio, donde se decidió su traslado al Hospital Vilardebó, donde fue atendida por psiquiatras y ha recibido la visita de sus hijos.

Fuentes consultadas por El País en el propio centro asistencial, confirmaron que la ciudadana siria se encontraba "estable, sedada e ingiriendo alimentos normalmente". También dijeron que no está acompañada por ninguna persona allegada al gobierno.

Un especialista que trató directamente con la mujer aseguró que es casi imposible intentar un diálogo y que lo único que hacen es tratar de controlar sus actitudes y movimientos para percibir qué tan bien, o mal, se pueda encontrar la paciente.

Según indicaron a El País desde el Hospital, la mujer estará allí internada hasta que el Estado le proporcione "una cuidadora casera", es decir, que esté las 24 horas a su lado y en su domicilio.

Arribaron a Uruguay cinco familias sirias, procedentes de un campo de refugiados de Líbano. El grupo estaba integrado por un matrimonio con diez hijos; una pareja joven con cuatro hijos; un matrimonio con 12 hijos; una familia de cuatro integrantes y otra de seis integrantes con esta mujer viuda y sus cinco hijos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)