RECOLECCIÓN DE RESIDUOS

Refuerzan limpieza para evitar desborde de los contenedores

La comuna espera dejar la ciudad limpia el 31 a la madrugada.

Suciedad: muchos contenedores estuvieron desbordados. Foto: F. Ponzetto
Suciedad: muchos contenedores estuvieron desbordados. Foto: F. Ponzetto

Su declaración fue poco feliz para los capitalinos que se despertaron con el barrio tapado de basura. El intendente Daniel Martínez dijo que el problema con la limpieza de los contenedores desbordados se debió a que el consumo de los montevideanos en la fiesta de Navidad fue mayor al previsto por los jerarcas comunales. Calcularon mal. El error fue admitido en la interna frentista en la que se asume que la excusa no era válida. Por eso, los jerarcas de la Intendencia pusieron "toda la maquinaria" a trabajar a pleno con el fin de dejar la ciudad en condiciones en la noche del 31 de diciembre y al amanecer del 1° de enero.

Tras los festejos de Navidad, la Intendencia de Montevideo detectó más de 100 contenedores incinerados y un importante desborde de residuos: "No fue el 30% más que se calculaba, sino alrededor de un 50% más que un día normal", dijo en rueda de prensa el intendente. Martínez indicó que el aumento ocurrió porque "la capacidad de consumo de los uruguayos está creciendo en todos los barrios, nadie puede dudarlo", agregó. Según informó la Intendencia de Montevideo, se levantaron 970 toneladas de residuos en diferentes zonas de la capital.

Las declaraciones del intendente despertaron el rechazo de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom) Montevideo que ya había alertado en dos ocasiones sobre el eventual escenario y también de parte de la oposición política. La secretaria general de Adeom Montevideo, Laura Ripoll, dijo a El País que "no es verdad que haya más basura que en otros años, si la Intendencia pensó en un plan de contingencia, si existió, no funcionó".

Para el sindicato municipal, Martínez incumple con una promesa realizada en campaña de comprar más camiones para realizar las tareas de recolección de residuos. Actualmente la comuna tiene 25 de estos vehículos, pero según entiende el sindicato en realidad son necesarios unas 46 unidades. Ripoll explicó que la situación no es nueva dado que desde los primeros días de diciembre ya se registraban atrasos en la recolección. "No se pudo con la situación, no es por si hubo más o menos consumo", agregó la sindicalista.

Por otro lado, la comuna detectó más de 100 contenedores quemados. Según informó el jefe comunal, cada contenedor vale US$ 1.000. Martínez dijo que cuando se incendia un contenedor disminuye la vida útil de ocho a dos años ya que se deteriora la tinta electrolítica con la que se pintan. El año pasado se habían contabilizado menos contenedores quemados. "Había ocurrido algo parecido, tal vez no tanto en cantidad, pero eran entre 60 y 70 y pico", dijo Martínez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)