SALUD

La reforma de la salud, uno de los desvelos del MSP para 2018

Basso pide celeridad en tratamiento de proyectos de ley en el Parlamento.

A Basso le preocupa la judicialización de los reclamos por medicamentos de alto costo. Foto: F. Ponzetto
A Basso le preocupa la judicialización de los reclamos por medicamentos de alto costo. Foto: F. Ponzetto

Consumo de tabaco, alimentación saludable, nutrición en la primera infancia, sedentarismo y actividad física, sustancias psicoactivas, enfermedades no transmisibles, mortalidad neonatal y prematuridad, morbimortalidad por VIH Sida, violencia basada en género, siniestralidad vial y embarazo en la adolescencia: son solo algunos de los desafíos del Ministerio de Salud Pública (MSP) para el 2018. Pero el verdadero desvelo de las autoridades para el próximo año pasará por ver la manera de aplicar la tan mentada y aplaudida segunda generación de reforma de la salud.

Las denuncias de la oposición política por presuntas irregularidades en la gestión de hospitales de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), y el sinfín de observaciones del Tribunal de Cuentas de la República (TCR) a procedimientos que se apartan de la normativa por contratar a empresas —en muchos casos integradas por funcionarios o directores de ASSE— sin la debida licitación, determinaron este año que el gobierno se pusiera como meta la implementación de la segunda generación de la reforma de la salud.

En Artigas, el Hospital de Bella Unión fue escenario de un caso de contratación irregular que derivó finalmente en la Justicia penal. Es que tres directores de hospitales de ASSE que son los propietarios de la empresa de transporte de ambulancias Siemm SRL, vendieron servicios al centro de salud desviándose del proceso de licitación. La situación fue observada por el TCR y el caso ya está en la órbita de la Justicia penal.

El otro caso también a estudio de la comisión investigadora de ASSE en el Parlamento que fue convocada a instancias del diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio, y que analiza las irregularidades y la denominada "megaestafa" al Fondo Nacional de Salud (Fonasa), es el del Hospital de Rivera. ASSE cesó este año a su director, el comunista Andrés Toriani, defendido en más de una ocasión por la presidenta de ASSE, la también comunista, Susana Muñiz. Toriani autorizó el pago de salarios médicos del centro de salud con el rubro "Estudios médicos", un rubro no destinado para ello.

Estos son solo dos casos en una larga lista de denuncias de irregularidades en la gestión de hospitales públicos, por eso el MSP ya tiene lista una batería de medidas para prevenir situaciones como estas, entre ellas, presentó dos proyectos de ley en el Parlamento. El primero apunta a las incompatibilidades en los cargos públicos por conflictos de interés. Busca modificar el numeral 1 del artículo 46 del Texto Ordenado de Contabilidad y Administración Financiera (Tocaf) para que funcionarios del Estado no puedan firmar contratos de empresas personales.

El otro proyecto presentado ante el Parlamento propone que los directores de los hospitales de ASSE concursen por los cargos y deban presentar proyectos asistenciales, así como un grupo de trabajo. En agosto de este año, Muñiz dijo a Telenoche: "Vamos a elegir a los directores como se elegían en el período que los blancos fueron gobierno. A dedo". En este sentido, el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, admitió a El País que le gustaría que el Parlamento le dé un tratamiento más rápido a los proyectos de ley que se envían desde la sede ministerial. "Nos gustaría desde el ministerio tener más rápido los proyectos de ley", dijo. Agregó que "se buscarán los mejores consensos y acuerdos posibles".

Evalúan compra regional de medicamentos.

El ministro JorgeBasso anunció que se continuará trabajando con el Fondo Nacional de Recursos para "asegurar el financiamiento de todos aquellos medicamentos que hay evidencia que prolongan la vida y mejoran su calidad". No obstante, el ministro de Salud admitió que también "tenemos el tema de la judicialización por el cual se hacen enormes esfuerzos en la industria para incorporar algunos medicamentos para los que aún no hay comprobada evidencia científica" de su eficacia. Basso informó que no se descarta realizar compras conjuntas de medicamentos de alto costo con otros países de la región integrantes del Mercosur: "La idea es mantener actualizada la canasta de prestaciones", indicó. Este año aumentaron los juicios de pacientes por pedidos de acceso a medicamentos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)