AL MAR CON PRUDENCIA

Recursos de rescate y medidas preventivas

Las recomendaciones que realizan tanto los guardavidas como los funcionarios de la Armada Nacional indican que los bañistas respeten las banderas, sigan las indicaciones de los guardavidas, y en caso de dudas siempre pregunten. Además exhortan a no alejarse de la costa nadando, aunque se esté entrenado, y fundamentalmente a evitar los lugares que no están habilitados para bañarse, como las zonas rocosas y portuarias.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Solicitan respetar señales. Foto: Marcelo Bonjour

Asimismo se recomienda que los turistas hagan uso de aquellas playas que tienen cobertura de guardavidas, y para los casos en donde no los hay la Armada sugiere que a la hora de meterse al agua los bañistas lleven consigo algún tipo de flotación y que sean supervisados por un tercero.

"De esa forma, frente a una emergencia, esa persona puede comunicarse al 106, que es el número que tiene la Armada para esos casos", indicó Jaunsolo.

En el caso de Maldonado, hay 84 puestos de guardavidas, que van desde el Arroyo Solís hasta la playa Brava de José Ignacio. "La brigada que poseemos —teniendo en cuenta a los radio operadores y coordinadores— es la más grande del país, con 254 guardavidas", informó Simoncelli.

En cuanto a Rocha, hay ubicados 56 puestos de guardavidas en las distintas playas y balnearios del departamento.

Otro de los consejos difundidos por la Armada llama a no dejar que los niños pequeños caminen solos por las playas, por el riesgo de ser derribados por una ola; en caso de las embarcaciones náuticas, todas deben llevar los elementos de seguridad, como ser salvavidas. Los tripulantes deberán tener precaución con el consumo excesivo de alcohol u otras sustancias.

Movimiento.

Cada verano, 2.200 marineros trabajan directa o indirectamente en el rescate de personas y efectúan 800 salvamentos anuales en promedio, según los datos brindados por la Armada Nacional a El País.

Pese al esfuerzo, una treintena de personas mueren cada año por bañarse en lugares no habilitados, sin guardavidas o por no respetar las señales de peligro en las playas.

Durante las temporadas estivales de 2009 se ahogaron 48 personas; en la de 2010, 58; en la de 2011, 38; en la de 2012, 52; en la de 2013, 28; en las de 2014, 32; y el año pasado 23.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados