VEA LA INFOGRAFÍA

Recorte del FA al Sistema de Cuidados molestó al Ejecutivo

El recorte de $ 400 millones al Sistema Nacional de Cuidados (SNC), 36% de su presupuesto original, y su transferencia a la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), causó una fuerte división en la interna de la coalición de gobierno y el malestar del presidente Tabaré Vázquez.

Socialistas, comunistas y la lista 711 del vicepresidente Raúl Sendic salieron a manifestar sus discrepancias con la medida acordada por los dos grupos más grandes de la coalición: el Frente Líber Seregni (Asamblea Uruguay, Nuevo Espacio y Alianza Progresista) y el Movimiento de Participación Popular (MPP).

Si no puede ver la infografía haga click aquí

El tema estuvo presente ayer en el Consejo de Ministros, donde Vázquez "insistió en que el sistema de cuidados tenga los recursos que necesita", declaró ayer Sendic. El vicepresidente argumentó que "el tema no está cerrado" y anunció que se está trabajando para que en el Senado encuentre una solución que contemple más recursos para la educación y permita continuar con el "buque insignia".

De hecho, hoy a primera hora habrá una reunión en el despacho de Sendic con senadores y diputados del FA para analizar cómo mantener los recursos para el SNC.

Por su parte, la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, manifestó ayer su malestar en el Consejo de Ministros por los recortes al SNC. Fuentes oficiales dijeron a El País que allí se analizó que si bien es potestad del Parlamento realizar cambios, no se entiende por qué un acuerdo —respaldado por los ministros de todos los sectores— luego es objetado por diputados de esos mismos grupos.

El acuerdo que alcanzó el FA el pasado fin de semana, fue comunicado al secretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo. No se lo consultó para saber si se podía adoptar la medida, sino que se le informó lo resuelto, contaron a El País fuentes de la coalición de izquierda. A su vez, la Presidencia dejó en manos de la ministra el hecho de "dar el visto bueno" a los recortes.

El coordinador de la bancada, Carlos Varela (Asamblea Uruguay) consultó a Arismendi, quien dejó en claro que no estaba de acuerdo con la rebaja de presupuesto del plan de cuidados. En las reuniones del fin de semana, se trasmitió que la ministra pretendía que los recursos quedaran tal cual se había remitido por el Poder Ejecutivo.

Por primera vez, se rompió el acuerdo del conocido como "grupo de los tres" (MPP, Sendic y PCU) al votar divididos la redistribución del Presupuesto. Desde el astorismo se aclaró a El País que el FLS también era partidario de dejar tal como venía el Presupuesto, pero ante las propuestas de reasignación de recursos se decidió que una de las fuentes de financiación fuera el SNC. El diputado José Carlos Mahía (Asamblea Uruguay) señaló que "el compromiso de campaña se mantiene. No se abandona el Sistema de Cuidados, se hace a un ritmo más lento. Nuestra propuesta original era votar tal como venía el proyecto, porque sabíamos que los ministros tenían comprometido sus gastos".

El sábado 3, y a propuesta del FLS, el MPP y la lista 711 votaron a favor del recorte del presupuesto del Mides. Sin embargo, en la reunión del domingo 4 la Lista 711 pidió reconsiderar su decisión en el entendido de que se había "desvirtuado" la propuesta inicial que había hecho el grupo para reorientar $ 72 millones del plan de cuidados a la ANEP. En principio, el MPP no quería reconsiderar el asunto, pero luego se sometió a votación y la 711 se sumó a los sectores que se oponían al recorte del plan (socialistas, comunistas, IR, PVP y Liga Federal). El diputado Felipe Carballo (711) dijo a El País que si bien la propuesta inicial del sector planteaba transferir recursos de cuidados a educación, la misma "se desvirtuó". "Pretendíamos tomar $ 72 millones, pero el MPP y el FLS querían sacar $ 400. Nosotros retiramos nuestra propuesta, ya que entendíamos que era mejor sacar plata del fondo de imprevistos. Primero acompañamos, pero después vimos que nos estaban endosando toda la responsabilidad, cuando la propuesta era del FLS y por eso nos vimos en la obligación de pedir que se reconsiderara", explicó.

Mala señal.

El diputado comunista Óscar Andrade, dijo que recortar recursos de políticas sociales era una "mala señal" que "no acumula en ningún sentido". "Es una decisión legítima, aprobada por mayoría, pero entendemos que se da una pésima señal. Sería muy liviano sostener que no afecta en nada, ni a nadie", acotó. En las redes sociales, los socialistas expresaron sus discrepancias con el recorte del Sistema de Cuidados. "No compartimos la decisión adoptada por la bancada, menos cuando esto constituye la mayor parte de lo reasignado . El sistema no debería afectarse ni mínimamente y la señal que se da es equivocada", escribió en Twitter el diputado socialista Gonzalo Civila.

Por su parte, el director del Inacoop y socialista Gustavo Bernini lamentó la decisión. "Nunca pensé que íbamos a vivir una situación como esta. Un nuevo golpe al Ejecutivo y al programa del FA", escribió en Facebook. "¡Se te fue la moto!", le respondió el diputado Alejandro Sánchez (MPP). "¿A mí?", le contestó Bernini, en un claro cuestionamiento a la bancada de Diputados. Además de la redistribución del Presupuesto, el MPP logró que se incorpore un artículo que expresa la voluntad del gobierno de alcanzar el 6% del PIB para la educación.

SABER MÁS

Contribución Rural sería votada


Aunque la decisión está pendiente de una reunión con Presidencia, en la bancada del Frente Amplio hay mayoría a favor de cambiar la posición inicial y votar el artículo 628 el proyecto de ley de Presupuesto, que reimplanta el pago del impuesto de Contribución Inmobiliaria rural gravando al sector agropecuario. La norma fue incluida en la ley por el Poder Ejecutivo a pedido del Congreso Nacional de Intendentes (CNI) con el fin de dedicar su recaudación, que anualmente es de unos US$ 14 millones, a obras de caminería rural.

La novedad se conoció ayer poco antes del inicio de la votación del articulado en la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de la Cámara de Representantes, donde el proyecto oficial solamente recogerá el apoyo de la bancada del Frente Amplio.

La anulación de la exoneración del pago de la Contribución rural es un tributo que recaudan los gobiernos departamentales y es de libre disponibilidad, lo cual no asegura que se utilice para caminería. Es más, un intendente nacionalista ya anunció a colegas del partido que es probable que utilice algunos de los recursos que le correspondan para pagar aumentos salariales. El Partido Nacional estaba expectante a lo que resolviera el Frente para tomar una decisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)