FRAY BENTOS

Recambio turístico por debajo de lo esperado en el puente San Martín

“Las tardes están desérticas y algunas mañanas parecen de invierno”, lamentó un funcionario de Prefectura.

Recambio turístico en el puente San Martín en Febrero de 2019. Foto: Daniel Rojas
Recambio turístico en el puente San Martín en Febrero de 2019. Foto: Daniel Rojas

A simple vista, cualquiera puede darse cuenta que ésta temporada está lejos de lo ocurrido hace exactamente un año atrás. Las imágenes del movimiento en el puente San Martín, son más que elocuentes y los comentarios de los funcionarios también van en esa dirección.

“Las tardes están desérticas y algunas mañanas parecen de invierno”, lamentó un funcionario de Prefectura a El País. Dijo que todas las reparticiones se prepararon con personal zafral y mejora de infraestructura para una temporada que está lejos de lo esperado.

El primer día de febrero, según datos extraoficiales, ingresaron 4 mil personas contra 12 mil que lo hicieron el mismo día del año pasado. Este sábado, se esperaban largas colas, pero las filas nos sobrepasaban los 20 vehículos en cada carril.

Es cierto que no hay que perder de vista el ingreso récord de veraneantes del verano 2018 y quizás por eso la diferencia en la percepción sea aún mayor. La imagen puede verse atenuada en alguna medida si las cifras de este verano se comparan con otros años anteriores y no precisamente con la temporada que rompió las estadísticas. 

“Venimos siempre porque Uruguay nos encanta, nos ofrece seguridad y sus playas son hermosas” dijo Francisco mientras hacía la fila de regreso. “Es cierto que el peso argentino cada vez vale menos por eso Uruguay está bastante más caro ahora”, reflexionó.

Mariela, otra turista, consideró que la diferencia es notoria. “Es más caro sí, pero no solo por la depreciación de nuestra moneda, porque entramos por el norte de Uruguay y la verdad es que muchas cosas cuestan la mitad que en el este. De todos modos nadie nos obliga a venir, si lo hacemos es porque no cambiamos estas playas por nada del mundo”, explicó.

Diego, un joven que viajaba en camioneta junto a otros tres amigos relativizó los precios: “Está un poco caro sí, pero es razonable para el nivel de Punta del Este y en mi caso no me sorprendí con eso”, opinó. Para Juan Manuel, que vino en familia, la historia es diferente: “La verdad este año nos tuvimos que conformar con unas vacaciones gasoleras. Soy uruguayo que vive hace muchos años en Argentina y allá la economía se nos desplomó. Venimos igual porque tenemos familia acá y nos ahorramos el alquiler pero el tema de la comida y alguna salida, con dos hijos se hace por momentos difícil porque nos toman el peso a 0,50”, comentó.

En enero, cruzó un 30% menos que en 2018 que lo hicieron 160 mil personas, pero ese porcentaje puede caer con fuerza en febrero si se mantiene la tendencia de estas dos primeras jornadas en el puente San Martín.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)