Se jactan de purgar penas más bajas y flexibles que delincuentes adultos

Rapiñas: constatan que menores cada vez utilizan mayor violencia

La aplicación de penas mínimas de un año por delitos violentos no ha modificado la conducta de los menores infractores. Eso se desprende de casos registrados en los juzgados de Adolescentes en los últimos meses, donde se constata una mayor agresividad y sangre fría en el accionar de la delincuencia juvenil, y menos reparos a la hora de recurrir a las armas de fuego.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Menores. La reforma constitucional se definirá en octubre. Foto: Archivo El País

A fines del junio pasado, en la esquina de Los Ángeles y Campinhas, en el barrio Jardines de Instrucciones, tres menores mataron de un tiro en la cabeza a un adulto sin proferirle una palabra para rapiñarle la moto. Investigadores de la Zona III capturaron a dos menores y al adulto. El juez de Adolescentes Gerardo Peduzzi y la fiscal Nancy Hagopian resolvieron la internación de ambos jóvenes por homicidio especialmente agravado. La jueza María Noel Odriozola remitió a la cárcel al adulto. El tercer adolescente sigue prófugo.

El 10 de abril de este año, un menor fue internado en la Colonia Berro por ultimar al taxista Óscar Oroño de seis disparos. La Justicia de Adolescentes lo remitió "por una infracción gravísima tipificada penalmente como homicidio muy especialmente agravado".

Un joven de 17 años fue alojado en un hogar del Instituto por el homicidio de un hombre de 31 años durante el asalto a un autoservice en el barrio Casavalle ocurrido el 27 de febrero pasado. La Justicia le tipificó "homicidio especialmente agravado" y otro delito de "homicidio en grado de tentativa", ya que el padre de la víctima, Luis Álvarez, que es el dueño del comercio, resultó herido de gravedad de un balazo en el pecho.

El 11 de junio de este año, dos dominicanos, dos menores y un uruguayo secuestraron a un empresario metalúrgico, de 50 años, en Felipe Contucci y San Martín. Tras balearlo en un brazo, lo llevaron en una furgoneta a un rancho del barrio Marconi.

La Policía instrumentó un "operativo pinza" y rescató con vida al empresario. Los secuestradores fueron detenidos. Según fuentes policiales, los menores son utilizados por muchos delincuentes para hacerse cargo de los ilícitos en caso de ser atrapados por la Policía y que, además, no tienen reparos en cometer

El fiscal de Adolescentes, Diego Pérez, debió analizar dos casos protagonizados por menores de gran repercusión: el crimen del taxista que fue encerrado dentro del baúl del auto y luego incendiado el vehículo, y el de la muerte de un repartidor de garrafas de gas. En la muerte del taxista participó una menor de 14 años y en el distribuidor de garrafas uno de 12.

"Fueron hechos graves. El valor de la vida humana es casi inexistente. Uno de los matadores del taxista dijo que lo ejecutó porque antes se le había escapado uno. Al próximo le disparo", dijo el fiscal.

Según Pérez, la delincuencia juvenil "va acompasada" del modus operandi de los adultos. "El valor de la vida humana para los menores es igual que para los adultos. Hay poca consideración hacia la vida del prójimo", explicó.

La jueza de Adolescentes Aída Vera Barreto coincidió con Pérez sobre que los menores están cada vez más violentos. "Antes llegaban al juzgado a plantear su situación, estaban arrepentidos. Hoy los noto más agresivos", dijo. Una opinión similar manifestó la fiscal de Adolescentes, Nancy Hagopian. "En el juzgado los menores mienten o niegan que fueron los autores de los ilícitos. Llama la atención la violencia con que hacen las cosas", sostuvo.

YO PAGO MENOS.

En otro expediente del mismo juzgado, un adolescente era indagado por una rapiña por la fiscal Hagopian. El menor no quería declarar. Cansado de la insistencia de la representante del Ministerio Público, el menor se jactó: "Yo pago menos que un mayor".

Consultada sobre el alcance de los dichos del menor, Hagopian dijo a El País: "Ellos lo tienen clarísimo. Saben muy bien que las medidas socioeducativas que se le pueden aplicar son muy inferiores a las penas que enfrenta un mayor por los mismos delitos".

La fiscal sostuvo que los adolescentes que llegan al juzgado aprendieron que pueden matar a dos o a tres personas y cometer varias rapiñas, y que la pena máxima no superará los cinco años. "Muy distinta es la situación de un adulto que efectúa los mismos delitos", expresó Hagopian.

La directora del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente, Gabriela Fulco, dijo que recién comenzaron a aplicar las primeras políticas para mejorar los planes de rehabilitación del organismo que nuclea a los hogares del INAU. Fulco, quien asumió hace 45 días, coincidió con operadores judiciales sobre que los adolescentes son más agresivos tanto en la calle como en los centros de internación.

Señaló que, en los últimos años, hubo un incremento de la violencia en delitos por parte de adultos y de adolescentes, pero dijo que lo que ocurre dentro de los hogares "se revertirá" porque se trata de un "tema de gestión", y en breve aplicará medidas como la clasificación de los adolescentes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados