FALLO JUDICIAL SOBRE UN POLÉMICO CASO POLICIAL

Quiso matar tres veces a su esposa y ahora deberá pagar daños a un herido

Justicia condena a arquitecto que contrató a dos sicarios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ministerio del Interior. Foto: Francisco Flores

Parece una película de Hollywood. El arquitecto Martín Somoza y su amante Stefanía Quirque Bello contrataron a dos sicarios para matar a la esposa del profesional, Claudia P. El 13 de abril de 2008, los sicarios le tiraron varios tiros a Claudia P., que se encontraba dentro de auto con su pequeña hija y varios familiares. Los sicarios declararon después en el Juzgado que no le impactaron porque "estaban pasados de pasta base".

En el atentado, los atacantes hirieron en el abdomen y en un brazo a un tío de Claudia que se encontraba dentro del auto. Era el tercer atentado que Claudia P. sufría en dos meses: en el primero Quirque Bello le descargó dos tiros dentro de su apartamento y en el segundo la atacante intentó matarla disfrazada de enfermera con una inyección de insulina dentro de un centro asistencial.

El 28 de agosto de 2011, Raúl Ferreira y otros familiares le iniciaron una demanda por daños y perjuicios por responsabilidad extracontractual al Ministerio del Interior y al Poder Judicial. Ferreira entendió que ambas instituciones debieron adoptar medidas preventivas hacia la contadora Claudia P. y su familia luego de que esta sufriera dos atentados.

En marzo de este año, el Poder Judicial informó a familiares de Ferreira —el demandante había fallecido— que el Juzgado en lo Contencioso Administrativo de 1er Turno había exonerado de toda responsabilidad sobre el atentado al Poder Judicial y al Ministerio del Interior.

El fallo sí dispuso que el arquitecto Somoza deberá pagar la suma de US$ 14.000 más intereses legales desde 2012 a la fecha a los familiares de Ferreira por daño moral.

Alertas.

En la demanda, Ferreira recordó que su sobrina informó a oficiales investigadores sobre la conducta de su esposo. "El accionar del Minis- terio del Interior fue muy deficiente cuando ni siquiera se ingresó a tomar declaración a la víctima y se hizo caso omiso de las alertas de esta sobre la conducta de su esposo", señala el fallo al que tuvo acceso El País.

Enseguida agrega: "El Ministerio del Interior no tomó las medidas de seguridad necesarias y a su alcance para evitar el tercer atentado, el que no se hubiera producido con los daños al señor Ferreira y a los reclamantes en total".

Recién el 14 de abril de 2008, se citó a los dos sicarios a la sede penal.

"Entonces ni el Ministerio del Interior ni el Poder Judicial adoptaron las medidas preventivas pertinentes para evitar el tercer atentado y fue después de este que recién el Ministerio del Interior le puso custodia personal a la víctima", dice la sentencia. La familia de Ferreira reclamó el pago de US$ 140.000 por daños y perjuicios.

El Ministerio del Interior replicó que el presunto daño producido a Ferreira "no se debió" a la actividad del Ministerio del Interior sino a los codemandados Martín Somoza y Stefanía Quirque Bello.

El Poder Judicial dijo que no tiene responsabilidad en las heridas de Ferreira porque no actuó en forma ineficiente ni incurrió en una falta o demora de servicio.

El caso.

El primer ataque contra Claudia P. ocurrió el 12 de febrero de 2008.

Somoza le entregó las llaves del apartamento a Stefanía Quirque y luego llamó a su esposa para encontrarse en el apartamento, ya que ese día cumplían un aniversario de casados. Cuando Claudia P. llegó al apartamento, Stefanía Quirque le disparó dos tiros mientras le exigía dinero. Claudia P. también resistió otros ataques de Quirque Bello, mientras gritaba por ayuda.

El 25 de febrero de 2008 ocurrió el segundo ataque. Disfrazada de enfermera, Quirque Bello intentó inyectarle insulina a Claudia P. Pero esta se opuso y la "enfermera" huyó.

En el juzgado, Claudia P. brindó información sobre la supuesta infidelidad de su esposo.

Somoza aceptó que mantenía una relación extramatrimonial con Quirque Bello y dijo que fue ella la que atacó a su esposa en el apartamento y en el hospital. Quirque a su vez declaró que contrató a unas personas para que le dieran un "buen susto" a Claudia P.

"Nos encontramos ante una persona fría".

En noviembre de 2011, Stefanía Quirque Bello se fugó de un centro de reclusión durante el horario de visita.

Según investigadores policiales, Quirque Bello se escapó hacia Brasil pasando por el Chuy y, pocos meses después, ingresó al país acompañada por traficantes.

En junio de 2012, Quirque Bello fue recapturada en Las Toscas donde convivía con el jefe de una organización dedicada al tráfico de estupefacientes.

Tenía en su poder un pasaporte italiano falso denunciado hace tiempo como robado en Montevideo, lo que le permitió moverse por varios países, según consignó el portal de noticias Montevideo.com.

La Policía informó que Quirque Bello fue detenida entre 11 personas en el marco de una operación antinarcóticos efectuada por la Policía de Canelones, Rocha y la Brigada Antidrogas de la Jefatura de Maldonado. Durante los operativos, se incautaron autos, motos, dinero en efectivo y 50 gramos de cocaína y 150 de marihuana. En aquella oportunidad, autoridades policiales señalaron al referirse a Quirque Bello: "Nos enfrentamos a una persona fría, calculadora, sin arrepentimiento y que para nosotros fue quien planificó todos los atentados".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)