RODEADO POR UNAS 15 PERSONAS

Quedó libre el policía detenido: "Tiré porque me vi amenazado"

La Justicia pidió más pruebas; harán reconstrucción de la muerte del joven.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Móviles de la Republicana patrullando ayer, tras incidentes. Foto: F. Ponzetto.

Disparé porque me vi amenazado y rodeado por unas 15 personas". Así declaró el sargento de Policía J.R. ante la Justicia penal al ser indagado por la muerte del joven Daniel Aguirre Mederos, ocurrida a las 9:40 horas del lunes 21, en el barrio Las Acacias.

El efectivo relató que ese día arribó en un camión de una empresa distribuidora de cerveza al almacén "Cascarilla", ubicado en la calle Salustio, a pocos metros de Torricelli.

El policía, que brindaba seguridad al vehículo de reparto, dijo que se encontraba descargando cajones de bebidas en el almacén cuando, junto con sus tres compañeros, fue rodeado por cerca de 15 personas que avanzaban hacia el camión vociferando: "¡Botón, te la vamos a dar!"

Según su testimonio, los individuos que se acercaban tenían claras intenciones de robar la carga del vehículo.

Señaló que en ese momento vio que una de las personas que rodearon el camión portaba un arma de fuego.

"Era delgado, vestía una camiseta del Club Nacional y tenía un gorro blanco. Efectuó dos o tres disparos hacia el camión", agregó el sargento.

El funcionario policial expresó que repelió la agresión efectuando dos disparos con su pistola Glock de reglamento.

Al ver que las personas no cesaban en su actitud, le dijo al chofer que se retirara del lugar para que la situación "no empeorara aún más".

Mientras el camión se desplazaba por la calle Salustio en dirección a la Avda. General Flores, el policía llamó al Servicio 911 e informó lo que había pasado.

El vehículo se detuvo en la Avda. General Flores y Francisco Plá a esperar el arribo de los patrulleros.

Una fuente cercana al funcionario indagado señaló que el camión quedó destrozado tras el incidente.

"Con la reconstrucción se probará que al policía no le quedó otra alternativa que disparar contra el joven. Los familiares de la persona fallecida dicen que el policía disparó cuatro veces. Fueron menos", dijo la fuente a El País.

Los otros tres funcionarios de la empresa distribuidora de cerveza confirmaron la versión del sargento J.R.

El conductor del camión, Gustavo R., declaró que, cuando descargaban bebidas en el almacén "Cascarilla", fueron rodeados por 15 personas.

El chofer dijo que vio entre ellos a personas armadas y luego escuchó detonaciones. Agregó que varios individuos comenzaron a tirar piedras hacia el camión.

Gabriel R.T., otro empleado de la empresa distribuidora de cerveza, corroboró el testimonio del conductor del camión.

El tercer trabajador, Ernesto B., testificó en la misma línea que sus compañeros. "Vi personas armadas que efectuaron disparos hacia el camión", señaló el testigo.

Móviles agredidos.

Poco después del incidente, dos móviles policiales se dirigieron a la esquina de Salustio y Torricelli. Los patrulleros fueron rodeados por unas 40 personas que intentaron agredir a los policías. Estos resolvieron retirarse del lugar luego de informar sobre lo que ocurría al Centro de Comando Unificado.

El juez de 18° Turno, Huberto Álvarez, ordenó a policías de la Seccional 17° (Las Acacias y barrios aledaños) que incautaran el arma al funcionario policial detenido y que la trasladaran a Policía Científica para su análisis. También dispuso que el cuerpo del joven Daniel Aguirre (19) fuera derivado al Instituto Técnico Forense (ITF).

Álvarez y la fiscal Adriana Costa dispusieron ayer la libertad del sargento J.R. a la espera de nuevas pruebas y la reconstrucción del incidente. Luego la Justicia adoptará una decisión sobre el caso.

Sin arma.

El grupo de mujeres, jóvenes y niños, que rodearon el camión el lunes 21, venían del entierro de un muchacho del barrio que había sido abatido por otro policía luego de una rapiña contra un comercio de Manga.

Después del incidente donde fue herido Daniel Aguirre Mederos, sus familiares cortaron el tránsito en la esquina de Salustio y Torricelli por entender que el sargento J.R. hizo un uso desmedido de la fuerza al disparar hacia las personas que rodeaban el camión.

En la manifestación que se produjo en el barrio tras la muerte de Aguirre Mederos, fueron incendiados neumáticos y contenedores. Un taxi que pasaba por el lugar fue rapiñado e incendiado.

El padre del joven ultimado, Daniel Aguirre, pidió disculpas por el asalto al taxi, pero advirtió que no fueron los manifestantes "sino personas de otra zona que aprovecharon la situación".

Aguirre, quien trabaja en una imprenta, dijo a El País que su hijo carecía de antecedentes penales, cursó tercer año liceal y hacía cuatro años que trabajaba en un lavadero de autos.

"No es cierto que mi hijo estaba armado. El policía tiró luego de que el camión se encontraba a unos 100 metros del almacén. No hubo ninguna amenaza para el policía", expresó.Y agregó que si algunas de las personas que rodearon el camión estuviera armadas, el policía habría recibido varios tiros. "La Policía Científica no encontró ningún casquillo de bala en la calle", insistió.

Expresó que, tras la muerte de Daniel, quedan "su esposa y su hija de 3 años desamparadas totalmente".

Gonzalo Da Silva, propietario del almacén "Cascarilla" y testigo del incidente, dijo a El País que el policía insultó a los jóvenes tildándolos de delincuentes.

"Estos le respondieron con insultos. El agente sacó el arma. Los gurises le tiraron piedras. Comenzó a salir gente de sus casas. Cuando el camión estaba a unos 100 metros del almacén, se escucharon las detonaciones del arma del policía", expresó Da Silva.

Marcos Lemos, encargado del lavadero donde trabajaba el joven ultimado, señaló que Aguirre fue contratado hace cuatro años.

"Empezó cuando era menor. Era cumplidor", expresó Lemos.

Marchas contra la violencia.

Dos marchas contra la inseguridad se harán el próximo miércoles 30 de marzo y el martes 5 de abril. La movilización del miércoles 30 se efectuará desde las 15:00 a las 17:00 horas frente al Palacio Legislativo. La convocatoria a la marcha fue di- vulgada ayer por el grupo de Facebook “Chorros.uy” con la consigna: ”A no ser indiferente. En esto tenemos que estar todos”. La segunda concentración se realizará en la Plaza del Entrevero a las 19:00 horas del martes 5 de abril. La protesta fue divulgada por la página de Facebook “Inseguridad Uruguay”. La convocatoria señala: “Tu puedes hacer algo para cambiar o... Puede ser tu padre, tu hermana, tu madre o tu hijo. No podemos seguir viviendo así, tiene que haber soluciones ya. Marchamos por todas las familias víctimas de la delincuencia, en apoyo a ellas y para que se eviten futuras muertes”. En este mes se hicieron tres protestas contra la violencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados