investigación en rocha

Quedaron en libertad los dos indagados por el crimen de Lola

"No hay indicios que incriminen a mis defendidos", dijo el abogadoFelipe González. Se esperan los resultados de nuevas pericias forenses.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Policía creó ayer una zona de exclusión en frente al Juzgado Penal de Rocha. Foto: E.González.

Los dos jóvenes que estaban siendo indagados por la jueza de Rocha, Silvia Urioste, en el marco de la investigación por el homicidio de Lola Chomnalez, quedaron esta tarde en libertad.

"No hay indicios que incriminen a mis defendidos", dijo el abogado Felipe González. "Volvieron al Juzgado este miércoles a culminar un trámite pendiente", agregó.

Por otro lado, el abogado negó que uno de sus indagados hubiese intentado sofocar a una adolescente.

Más temprano se informó que se había solicitado una pericia psiquiátrica a uno de los indagados por esta información. A la jueza Urioste le llamó la atención ese caso porque Lola fue muerte de esa manera.

Por otra parte declarará el padre del joven que encontró el cuerpo de Lola que ayer fue detenido por tener 75 plantas de marihuana en su casa.

ADN en mochila, toalla y pareo.

Pericias efectuadas por Policía Científica a la mochila, un pareo, una toalla, un libro y el monedero de Lola Chomnalez detectaron la presencia de un ADN que no pertenece a la joven. Este ADN fue cotejado con una decena de muestras relevadas a 10 personas que declararon como indagados con la anterior jueza Marcela López.

Además se cruzará en los próximos días con las muestras que se levantaron ayer a una decena de personas que declararon en la sede penal de Rocha.

Según informó ayer Subrayado en su página web citando fuentes policiales y lo confirmó El País mediante fuentes del caso, las pericias de Policía Científica encontraron ADN de otra persona en la toalla de Lola.

El hallazgo de la mochila en la tarde del miércoles 14, a 17 metros de donde fue ubicado el cuerpo, le dio un impulso al caso. Por primera vez la Policía tenía posibilidades de encontrar pruebas materiales que le permitirían tener posibilidades de identificar al victimario de la joven argentina. Dentro del monedero de Lola no se encontró dinero. Su madrina declaró en la sede judicial que Lola llevaba $ 2.000. El día antes de su desaparición, sábado 27, Lola cambió US$ 100 en Tres Cruces. La desaparición del dinero reforzó la hipótesis de que la adolescente pudo haber sido ultimada en una rapiña. Sin embargo, a los investigadores les llamó la atención la saña empleada para asesinarla

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)