VERANO 2017

Trabajar en Punta, objetivo argentino

Jóvenes cruzan el charco para tener un empleo de verano y se quejan por bajos salarios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Barman: Daniel hace temporada en Punta del Este. Foto: R. Figueredo

Para viajar, mantenerse todo el año o ahorrar, Punta del Este recibe a jóvenes argentinos que buscan mejores pagas que en su país para hacer dinero. Locales gastronómicos y tiendas de ropa con hospedaje invitan a pasar una temporada con trabajo y playa.

En Chupitos, un nuevo local ubicado en la Calle 27 frente a la playa El Emir, Daniel Varela (22) vive en la casa superior del local. Mientras espera la llegada de alguno de los proveedores, el argentino cuenta a El País que es barman "con título".

Si bien llegó con la intención de hacer la temporada, ahora tiene ganas de quedarse a vivir en Uruguay. "Me han dicho que es un país seguro y me gustaría quedarme", expresó.

En ese mismo local —que noche a noche recibe a decenas de jóvenes de 18 a 25 años —trabaja Bárbara como cajera. Esta argentina, oriunda de Bariloche, llegó el 10 de diciembre aconsejada por una amiga que ya había estado en una temporada en Punta del Este y obtuvo buenas remuneraciones. Su objetivo es poder ahorrar para dedicarse exclusivamente a estudiar teatro.

Sin embargo, en dos días volverá a su ciudad ya que no le resultó una temporada tan exitosa como esperaba.

"Me habían dicho que acá se hacía más plata, pero no me fue del todo bien", señaló. "Un mozo gana en el entorno de los 16.000. Yo, en la caja, 25.000", expresó la joven de 24 años.

Otros argentinos.

Germán (28) vivió toda su vida en Buenos Aires. Desde hace cinco años recorre el mundo y trabaja en distintos restaurantes como chef. Antes de llegar al Este uruguayo, lo hizo en San Sebastián, España.

En el restaurante de José Ignacio llegaba a trabajar hasta 10 horas por día. "Te hacen mentir y decir que trabajes ocho", indicó. Finalmente, adujo problemas con su jefa y renunció.

En ese trabajo logró que le dieran casa y comida. "Pero los sueldos no son muy buenos comparados con otros países. Es Uruguay", señaló el joven. Ahora da clases de yoga.

Candelaria (19), en tanto, se fue de vacaciones con su familia. Casualmente, unos amigos suyos abrieron un nuevo local cerca del puerto y la invitaron a trabajar de moza durante 20 días.

"Como para ganar experiencia, y para ser un trabajo de pocos días, está bueno", aseguró.

Esta es la primera experiencia de Candelaria, quien estudia Relaciones Internacionales. Sobre la remuneración, cree que "pagan lo mismo que podrían pagar en Buenos Aires", aunque manifestó estar satisfecha.

Además de locales gastronómicos, hay argentinos que buscan otros lugares para ganar dinero. Clara (28) trabaja en una tienda de ropa en La Barra, de la que prefirió no dar el nombre.

"Lo busqué más por la experiencia que por el dinero", expresó, quien proyecta quedarse en el balneario uruguayo hasta Semana Santa. En los últimos meses, viajó por el sureste asiático y busca terminar su travesía internacional en un país cercano, antes de ponerse a trabajar en una empresa en el área de Recursos Humanos.

"Elegí Punta del Este porque hablan en el mismo idioma que yo, manejan los mismos códigos", expresó.

Clara lo buscó más por una nueva experiencia que por el lado económico.

"En ese plano creo que hasta salgo perdiendo, porque está caro Uruguay", dijo. Trabaja todos los días, vive en una habitación del mismo local y está encantada. "La combinación playa, trabajo, salida es perfecta", expresó Clara.

Menos turistas en esta semana.

Dueños y trabajadores de bares de la Calle 27 de Punta del Este aseguraron a El País que esta semana se vieron menos turistas en sus centros gastronómicos respecto a la semana pasada. "Se ve un poco menos aunque sí es cierto que los fines de semana se llena", aseguró Daniel Varela, quien trabaja como barman del local Chupitos, sobre la playa El Emir.

NUEVA LEGISLACIÓN.

Incentivos para empleo juvenil

El Estado dará estímulos económicos y no económicos a aquellas empresas que contraten jóvenes de entre 15 y 29 años de edad.

Según la ley 19.133, se brindarán estimulaciones que van desde el 15% al 80% del financiamiento de las retribuciones mensuales. Para obtener el financiamiento del 25% de las retribuciones mensuales, la remuneración no podrá superar la suma de $ 14.906. Los contratos con estos jóvenes deben estar contemplados entre el 1º de diciembre del año pasado al 30 de abril de 2017 y deben ser por 75 jornales como mínimo. Según establece el Departamento de Empleo Juvenil del Ministerio de Trabajo, los jóvenes podrán ser contratados hasta dos veces por esta modalidad.

A su vez, se busca incentivar la compatibilización con el estudio, por lo que también se ofrecerán subsidios a las empresas por la reducción de la jornada laboral o el otorgamiento de días de licencia por estudio. Como requisito, se les exige estar en situación regular de pagos con las contribuciones de la seguridad social. Además, el porcentaje a contratar mediante este plan no puede superar el 20% de la plantilla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados