crisis política en brasil 

"El PT debe elegir entre Dilma o Lula; si quiere salvar a los dos fracasará"

Entrevista con Romeo Pérez Antón, politólogo y docente universitario.

—¿Cómo observa la situación política en Brasil?

—Explosiva, que se puede ir en cualquier momento de las manos, si es que ya no escapó a cualquier administración responsable.

Si hay alguna posibilidad de encausar esto creo que habría que contemplar algún entendimiento de varios partidos de primer orden, de mucha gravitación. Ni el Partido de los Trabajadores (PT), ni el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), ni el Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), los tres actores más fuertes, pueden encausar esto en solitario.

—Pero acá los que están cuestionados son precisamente las cúpulas partidarias, en especial del PT. Entonces, ¿qué margen de maniobra tiene el PT para salir de esta crisis?

—Mínimo. Además, el estrechísimo margen que tiene lo está usando mal. En lugar de utilizarlo para convocar a conversaciones con partidos de oposición y con el PMDB, que visiblemente se está desprendiendo de la coalición de gobierno, procura encerrarse en sus posiciones, rodear a Lula y a Dilma Rousseff. Una cúpula que ya está sumamente debilitada. Las cúpulas y las bancadas legislativas de los otros partidos están también debilitadas por las investigaciones de la Justicia, pero en una proporción menor que la del PT.

—A Rousseff le quedan tres años de gobierno, hasta 2019. ¿Cómo se sostiene en el poder hasta entonces?

—Me parece imposible. Una sustitución de Rousseff es indispensable. Es parte de cualquier fórmula de salida. Rousseff ha demostrado una gran incapacidad, no tiene cintura, no puede negociar incluso con su propio partido, y no dirige el gabinete de ministros. Además ha dejado ir a algunos ministros que necesitaba. Rousseff ha demostrado poca imaginación, repite fórmulas hechas.

—El Senado de Brasil puso en marcha el proceso para el juicio político a Rousseff. ¿Considera que la presidenta debería renunciar antes, como lo hizo Fernando Collor de Mello?

—Sí, creo que lo más conveniente es que ella renuncie y deje el escenario más abierto. Eso está en el interés de la estabilidad de las instituciones brasileñas, en primer lugar; está en el interés del PT, porque si quieren salvar a Dilma y a Lula no creo que puedan hacerlo a esta altura. Porque aparte el PT ha reaccionado tarde llamado por ejemplo a la movilización. Saca a la gente a la calle cuando la opinión general brasileña está convencida de que Dilma y Lula conocían las tramas de corrupción, que son varias. Están abrazados a dos personajes que se caen solos. Me parece que lo menos que podría hacer el PT es elegir a uno de los dos, y soltarle la mano al otro. Porque si los quiere salvar a los dos me parece que está condenado al fracaso.

—¿Esta crisis en qué situación deja al PT?

—Que el PT va a pagar costos políticos electorales altísimos, está ya determinado.

—¿Quién puede tomar las riendas del partido?

—Quizás algún gobernador. Yo de acá no lo percibo. Pero el problema es que ha perdido decenas de dirigentes, y desde hace años. No le resulta fácil reaccionar a tiempo y con opciones correctas. Obviamente, este ciclo gobernante del PT está terminado. En el futuro, no inmediato podrá recomponerse, con otros nombres, con otras caras, y reconociendo que es responsable de muchísimas y gravísimas irregularidades. No es suficiente la tradición del PT para mantenerlo en el gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados