SOCIALISTAS BUSCAN REPOSICIONARSE

El PS perdió votos en barrios populares

Entienden que para revertir la tendencia se debe orientar el discurso hacia esos sectores

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Partido Socialista se reunió el pasado fin de semana para evaluar la actual dirección. Foto: G. Pérez

El Partido Socialista (PS) reconoció que en las pasadas elecciones internas del Frente Amplio perdió votos en barrios populares por encima de la media frenteamplista. Para revertir la tendencia, se plantea la necesidad de adoptar "un discurso claro para sectores más populares".

El análisis sobre los resultados electorales es parte del informe de Rendición de Cuentas del Comité Departamental que fue aprobado el pasado fin de semana por 145 congresales de 270 acreditados en la convención. Los socialistas compararon la votación obtenida en agosto de este año, con la del 2012 cuando resultó electa presidenta del Frente la senadora Mónica Xavier, hoy secretaria general del sector. "Nuestra representación en todos los niveles se vio disminuida", admitieron en el documento al que tuvo acceso El País.

Los números indican una caída del sector que pasó de tener 16 delegados a 11 en el Plenario Nacional. Un informe del Comité Departamental, que compara los resultados obtenidos en cada coordinadora en las últimas tres elecciones, muestra que si bien los resultados son "muy similares" a los obtenidos en las pasadas elecciones internas de la coalición que tuvieron lugar en el 2006, la composición del voto "es sustancialmente diferente".

"A nivel del Frente Amplio se está experimentando un proceso de concentración de votos en la zona centro-costa y en el caso del Partido Socialista es aún más pronunciado, perdiendo adhesiones en las zonas más populares del departamento por encima de la media frenteamplista", señala el análisis.

Los socialistas se mostraron preocupados por esta situación y advirtieron que "debe estudiarse mucho" a futuro. "La próxima dirección de la departamental tiene el desafío de aportar a su reversión, ya que de lo contrario asistiremos a un proceso de desacumulación y segmentación cuyos resultados serán tan desalentadores para el Frente en general como para el PS", acotan.

"Cabe destacar que este tipo de fenómenos no puede revertirse únicamente con iniciativa departamental mientras el Partido no tenga un discurso claro para los sectores más populares de nuestra sociedad. Hay un componente de trabajo de aparato, pero también un fuerte trabajo de opinión", aseguran los socialistas.

Malestar.

Desde la departamental también se dio cuenta que la decisión de la dirección nacional del PS de apoyar como candidato al actual presidente del Frente Amplio generó "malestar en algunos militantes".

"Para esos casos, fuimos especialmente creativos buscando evitar que los compañeros se alejaran de la campaña, y obtuvimos resultados importantes movilizando a este perfil de militantes. Por el otro lado, nos encontramos con compañeros que no tenían ninguna diferencia con decisiones políticas tomadas en campaña, pero que presentaban serias dificultades para involucrarse con el proceso electoral", explicaron. A su vez, también reconocieron que la votación socialista, de junio de 2014, representó un "cimbronazo" en tanto las encuestas que se habían contratado y sobre las que se habían diseñado estrategias de campaña presagiaban otros resultados.

Con respecto a las municipales, los socialistas hicieron un balance positivo debido al triunfo del intendente de Montevideo Daniel Martínez. "A pesar de la escasez de recursos, logramos desarrollar buenas campañas, posicionando a compañeros (...) Hubiéramos deseado un mejor desempeño, pero la excesiva cantidad de listas que formaban parte del sublema lo impidieron", acotó.

Más conexión con base social

La Convención Departamental analizó la necesidad de mejorar la participación de la ciudadanía en la vida política. Para lograrlo se propone llevar adelante una política de cercanía en el tercer nivel de gobierno y apunta a la necesidad de estrechar relaciones entre el sector y la base social. A su vez, se evaluó que el gobierno debe estar con más contacto con el movimiento social.

ELECCIÓN DE AUTORIDADES

Socialistas pugnan por Montevideo

En un mes, los socialistas elegirán a su nuevo secretario general para Montevideo, cargo que hoy ocupa el diputado Gonzalo Civila. Como siempre, pugnan dos corrientes: los ortodoxos y los renovadores. Si bien no está oficializado por los primeros se presentará la candidatura del expresidente de AFE Juan Silveira y por los segundos el responsable de la Unidad de Economía Social y Solidaria, Daniel Arbulo, dijeron a El País fuentes socialistas. Cabe la posibilidad de que se presente una tercera línea de independientes.

Consultado sobre la instancia electoral, el diputado socialista Roberto Chiazzaro dijo que "la aceptación de la rendición de cuentas de la Departamental de Montevideo hace prever un apoyo importante". Por otra parte, Arbulo dijo a El País que los informes de rendición de la dirección saliente se aprobaron por mayorías, porque los renovadores se abstuvieron de votar. "Entendimos que era necesario abstenernos, porque teníamos críticas, pero tampoco tuvimos la voluntad de ir a romper, porque es un momento de fortalecimiento del partido", dijo. Ellos impulsan la descentralización y más respaldo al intendente Daniel Martínez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados