Idea de Bordaberry defiende derecho de perros y gatos “a ladrar y maullar”

Proyecto de ley busca prohibir el corte de orejas y cola a perros

El Parlamento estudiará un proyecto de ley que prohíbe la realización de cirugías a los animales de compañía para alterar su apariencia, por ejemplo: hacerles cortes de la cola (caudectomía), recortarles orejas (otectomía), devocalizar o cortar las cuerdas vocales de los perros que ladran mucho, y extirparles las uñas a los gatos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los cortes de colas u orejas de los perros se hacen con el fin de darle un aspecto más agresivo.

Entre las excepciones se mencionan los casos de necesidad sanitaria para aliviar una enfermedad o lesión y corregir una anomalía congénita. También quedan exceptuadas las intervenciones quirúrgicas que limitan o anulan la capacidad reproductiva del animal (es decir, la castración).

En el planteo de motivos del proyecto del ley presentado por el sector del partido colorado Vamos Uruguay, se indica la necesidad de eliminar ciertas prácticas no curativas, sino solo estéticas o arbitrarias que causan mutilaciones o dolor en los animales de compañía.

Como referencia aparece mencionada la opinión de Paola Melly, especialista en animales pequeños, quien el 24 de enero de 2014 declaró a El País que "desde el punto de vista veterinario, la apariencia a gusto del dueño no justifica el sufrimiento a varios niveles al que se somete al animal".

La profesional afirmó que mientras los cortes de uñas o pelo no son eventos traumáticos sino parte de la rutina de limpieza y mantenimiento del animal, al amputar la cola e intervenir las orejas se cortan cartílagos, nervios, vasos sanguíneos y otros tejidos además de la piel, lo cual afecta la comunicación del animal.

La cirugía de la cola, que es la continuación de la columna vertebral del animal, pondría en riesgo además hasta su equilibrio durante el desarrollo de ciertos movimientos, ya que resulta un timón para él.

Por el mundo.

En la argumentación quedan establecidos avances en relación a estos derechos de los animales consagrados en el derecho internacional y la normativa adoptada por varios países.

En Brasil, en julio de 2013, el Consejo Nacional de Medicina Veterinaria publicó una resolución en el diario oficial estipulando que las operaciones basadas en criterios estéticos o de comodidad para los tenedores de perros y gatos era "ilegal".

El veterinario que practique el corte de cuerdas vocales recibirá de 3 meses a un año de prisión y una multa. Y los que amputasen las colas de los animales arriesgan ser sometidos a un proceso ético y perder su título académico.

El proyecto a considerar en Uruguay está basado en lo determinado por el "Convenio europeo para la protección de los animales domésticos", aprobado el 13 de noviembre de 1987 en Estrasburgo, y vigente desde el 1° de mayo de 1992. Lo ratificaron e incorporaron a su legislación nacional veinticinco países europeos.

En Estados Unidos, la tendencia a intervenciones estéticas o "correctivas" en perros y gatos, llegan por el contrario a límites asombrosos, movilizando decenas de millones de dólares al año.

Los neuticles, testículos de siliconas para perros castrados, integran la lista del boom cosmético aunque no son una novedad absoluta: salieron al mercado hace veinte años y a unos 500.000 perros le fueron implantados. Se consideran una intervención benéfica como el lifting de los párpados caídos hacia el interior del ojo sufrido por perros a los cuales se le irritan las córneas.

En competencias.

Si bien el proyecto de ley uruguayo no refiere a la realidad de los perros de pedigree y las exposiciones caninas, en caso de aprobarse obligará a cambios de reglas en los certámenes y en los estándares de razas.

El vicepresidente del Kennel Club, el abogado Juan Antonio Rivera, dijo a El País que los cortes de orejas o colas tienen larga historia, se le hacían a perros de pelea, guardia o caza para que no se lastimaran.

"En países europeos que tienen prohibido los cortes estéticos, se autoriza en cambio en los perros que trabajan cazando. En cuanto a los estándares, en algunos ya se han eliminado las menciones a los cortes de colas y orejas. Las razas alemanas han desterrado del estandar los cortes de cola. En otros, como el nuestro, al cimarrón se puede cortarle las orejas en forma redondeada como las de un puma", explicó Rivera.

El doberman, el schnauzer y el gran danés son las razas que predominan en las competencias locales y se exhiben con cortes en colas y orejas. Al boxer y al fox terrier se los está interviniendo cada vez menos. En los países que establecieron protección, el doberman "al natural" está dejando de interesar en el mercado.

El quirófano y el mercado de precios.

En Uruguay, el corte de orejas de un Pit Bull Terrier cuesta entre $ 1.200 y $ 1.800, incluidas las pomadas y analgésicos. El dato fue confirmado a El País por

la Veterinaria Malet.

El doctor Manuel Figueroa, de la Veterinaria Cálice, señaló que solo realiza cortes de cola en cachorros, durante la primera semana de vida, en razas que se lo exige el estandar, como el caniche o el boxer y el doberman. "Pero se está dejando de hacer; es una cirugía que consiste en un corte nada más. Muchos criadores lo hacen por sí mismos", explicó Figueroa a El País. Esta intervención ronda entre los $ 200 y $ 300. Gabriel Semiglia, profesor del área quirúrgica del departamento de pequeños animales de la Facultad de Veterinaria confesó que hace 20 años dejó de practicar esas cirugías, que nunca le agradaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados