EL TRÁNSITO Y LOS NUEVOS EQUIPOS DE RADAR

Proponen subir máximas en la rambla; la IMM no lo comparte

Edil también sugiere cortar semáforos en la madrugada para evitar asaltos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hubo casi 43.000 excesos de velocidad en una semana, pero no accidentes. Foto: A. Colmegna

El dato arrojado por el Centro de Gestión de la Movilidad de la Intendencia, respecto a que en una sola semana de mayo se cometieron 44.314 infracciones en la rambla frente al Hotel Carrasco, derivó en varias constataciones y especulaciones. En primer lugar, confirmó que 1 de cada 3 vehículos que pasó por ese punto (solamente en dirección al Este) cometió una infracción; en general, exceso de velocidad.

En segundo, que si la Intendencia hubiera cobrado todas esas multas verificadas en un único punto y en una sola semana, habrían ingresado a sus arcas US$ 10, 5 millones, lo mismo que recaudan actualmente los inspectores de tránsito en un año y en todo Montevideo.

Pero el edil nacionalista Javier Barrios Bove sacó otra conclusión: las 44.314 infracciones, (de las que 42.940 corresponden a exceso de velocidad) indican que la mínima permitida en la zona del hotel Sofitel (rambla y Costa Rica), como en otros puntos de la ciudad, es muy baja para el tránsito actual.

Tampoco hubo accidentes graves en ese cruce de la rambla en el período medido.

En bases a esta radiografía, el edil de Alianza Nacional presentó una minuta de aspiración en la Comisión de Movilidad de la Junta Departamental, para modificar la normativa que establece velocidades mínimas y máximas en el departamento.

"Actualmente los vehículos, en su mayoría, vienen con velocímetros que no indican fracciones, sino velocidades por decenas (40, 50, 60, etc.). Es por ello que entiendo pertinente modificar la normativa a los efectos de que la velocidad en la ciudad mínima sea de 50 kilómetros por hora y la máxima de 80 km/h", precisó Barrios Bove.

"Además, creemos que se debe utilizar la tecnología y cartelería acorde para instaurar lo que se denomina velocidad variable, que fluctúe según las horas y los días de la semana. No debería ser la misma velocidad permitida en una avenida frente a un centro educativo entre semana que los fines de semana, por poner un ejemplo. No es lo mismo 8 de Octubre entre semana que un domingo, y así podríamos seguir con mil ejemplos", agregó.

Consultado sobre si la Intendencia prevé aumentar las velocidades máximas de 45 kilómetros que hay en la rambla (por ejemplo a la altura del Parque Hotel en dirección al Este y en toda la playa Pocitos), el director de Tránsito de la comuna, Pablo Ferrer, aclaró que esa posibilidad no está a estudio. En el caso concreto de Pocitos, dijo que se trata de una zona de alto flujo de peatones, por lo que aumentar la velocidad permitida podría ser peligroso.

Anti ladrones.

Hace dos meses, Barrios Bove presentó otra minuta en la Junta para que los semáforos queden destellantes desde la medianoche hasta las 6:00 AM, con luz amarilla para quienes tienen preferencia y roja intermitente para los que deberían parar o ceder el paso.

Su planteo se basa en "la gran inseguridad que se está viviendo en las calles de Montevideo", e intenta eliminar la posibilidad de que un conductor sea asaltado al detenerse en un cruce semaforizado.

En julio de 2014, el entonces director de Tránsito de la Intendencia, Hugo Bosca, dijo que se había comenzado a evaluar "dejar en flash los semáforos en algunas esquinas peligrosas, donde ha habido robos".

Bosca comentó que en las comisiones barriales le pedían que la Intendencia instrumentara medidas de seguridad para evitar los robos en las esquinas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)