Medio centenar de ONG plantea definición bicameral y más candidatos

Proponen nuevo sistema para la elección de ministros de la Corte

En las próximas semanas deberá definirse la nueva integración de la Suprema Corte de Justicia y la elección del quinto ministro está generando revuelo. Medio centenar de organizaciones sociales —entre las que se encuentran Pit-Cnt, Amnistía Internacional, Cotidiano Mujer, Serpaj y Crysol— exigen al Parlamento "transparentar" el mecanismo de designación de los ministros de la Suprema Corte de Justicia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Corte: tres mujeres en 107 años: Sara Fons, Jacinta Balbela y Sara Bossio. Foto: A.Colmegna.

Ayer delegados de estas organizaciones, encabezados por Mujer Ahora, se reunieron con la bancada de Diputados del Frente Amplio y con la senadora Constanza Moreira para plantearle su exigencia.

"El proceso que antecede a la designación (de los ministros) es un proceso oscuro, con secretismo, hecho 100% a espalda de la ciudadanía", dijo a El País Marina Morelli, de Mujer Ahora.

Los cinco ministros de la Suprema Corte son hoy elegidos por la Asamblea General por mayoría especial. Y si, pasados 90 días no se acuerda, queda automáticamente designado el ministro de los Tribunales de Apelaciones con más antigüedad. Si el Parlamento no se expide en las próximas semanas, la vacante que dejó Jorge Ruibal Pino la ocupará el ministro de Tribunal, Eduardo Vázquez.

"Un parlamentario propone, se vota, el nuevo ministro entra y se le toma juramento", así resume la representante de Mujer Ahora sobre la implementación de la elección de la Corte.

Para las organizaciones sociales, sin embargo, este sistema —aunque admiten es constitucional— está plagado de secretismo. "No sabemos a quién se presentan las propuestas, de dónde provienen. Se trata como un tema administrativo a carpeta cerrada", dijo Morelli.

La nueva propuesta de estas organizaciones —que había sido presentada el año pasado y archivada en el cambio de mando— implica que se forme una comisión bicameral que estudie el tema. Esta comisión, explican, tendría como objetivo recepcionar las propuestas, estudiar los currículum vitae, recibir la opinión de la academia y a partir de eso elaborar una lista de prelación. Este informe sería elevado a la Asamblea General y sería el insumo mediante el cual se elegiría al nuevo miembro de la Corte.

Según Morelli, el mecanismo actual implica un "fuerte corporativismo", ya que de las 77 jueces que llegaron a ministros en la historia de la Corte, solo dos no pertenecían a la carrera judicial.

Los requisitos para llegar a ser ministro son tener, al menos, 40 años, ciudadanía natural o legal con diez años de ejercicio y veinticinco años de residencia en el país. Además, debe ser abogado con diez años de antigüedad o haber ejercido con esa calidad la Judicatura o el Ministerio Público o Fiscal por espacio de ocho años.

Género.

Estas organizaciones aprovecharon el planteo para dejar por sentado una situación que les preocupa: solamente tres mujeres llegaron a ser ministras de la Corte de Justicia.

"En 107 años de historia tan solo tres mujeres llegaron a ocupar el cargo cuando en el Poder Judicial hay 60% de mujeres", dijo Morelli.

Aclaró, además, que estas mujeres están, en general, distribuidas en los juzgados de Paz del interior del país o en juzgados letrados de Familia. "No llegan al máximo órgano como deberían llegar", opinó Marina Morelli.

Según Morelli, las agrupaciones solicitaron reunión con todos los legisladores, incluso en varias oportunidades, pero la mayoría de las respuestas fueron esquivas.

Según la representante, el diputado Eduardo Rubio, de Asamblea Popular, fue el único que recibió la propuesta e incluso la acogió. La bancada del Frente Amplio y la senadora Moreira también se mostraron dispuestos, dijo.

Sin embargo, se desconoce cuándo se comenzaría a implementar. Los días corren y el Parlamento se debe expedir pronto o correrá el plazo y Vázquez asumirá por antigüedad. "Hay que transparentar un proceso que hoy deja mucho que desear", dijo Morelli.

Renovación por vacantes.

Felipe Hounie es el ministro de la Suprema Corte que asumió en último lugar, ocupando la vacante que dejó Julio César Chalar. Este último había dejado el cargo el 5 de noviembre y, Feria Mayor mediante, en febrero asumió su sucesor. Ahora hay que cubrir la vacante de Jorge Ruibal Pino, que se retiró en junio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados