CASO CICLISTA FALLECIDO

Procuran demostrar omisión de asistencia

Gerardo Azzarola, el abogado penalista de los familiares de Guillermo Fernández, el ciclista fallecido en un accidente en Ruta Interbalnearia, apelará el fallo que llevó a la cárcel por homicidio culpable al conductor C. B., quien huyó del lugar tras el choque.

La juez de Atlántida Florencia Sorrondeguy, decidió el miércoles 16 no procesar a C. B. por el delito de omisión de asistencia debido a que interpretó, en base a los declaraciones de los testigos, que Fernández falleció en el lugar del hecho.

Azzarola dijo a El País que Fernández vivió "por lo menos" 40 minutos luego de la colisión. Para ello presentará el testimonio de tres personas, entre ellas un agente policial y un médico, que no tuvieron ocasión de declarar.

"No se indagó bien sobre la omisión de asistencia. Se le agrava su responsabilidad ya que es otro delito y tiene efectos en la excarcelación provisional", dijo el abogado.

En los hechos, la norma no escrita indica que los procesamientos por homicidio culpable terminan siendo sin prisión. Se trata de un delito que tiene una pena mínima de ochos meses.

En este caso el agravante principal es la decisión del conductor de irse hasta la frontera con Brasil donde fue detenido por la Policía.

Si los abogados de la familia Fernández logran probar que además de homicidio hubo omisión de asistencia, la estancia en prisión de C. B. podría extenderse.

Azzarola explicó a El País que si se logra probar la omisión de asistencia se podría esperar que el conductor termine cumpliendo dos años de prisión. Además, tendría efectos directos en el juicio civil posterior.

El abogado señaló que el ahora procesado confesó haber tomado alcohol (media botella de fernet) y pastillas para dormir.

Durante la declaración ante la jueza, el imputado aseguró que salió de su casa y que, cuando iba a una velocidad de 75 kilómetros por hora, vio una cara en medio de la oscuridad y luego sintió un "golpe brutal". Dijo no recordar con exactitud lo que sucedió después y que como no pudo soportar la situación decidió irse a la ciudad de Chuy, Rocha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados