“Yo a vos te agarro cuando quiero, no me lo impedirá un papel"

Lo procesaron y volvió a golpearla en el Juzgado

"Que te pensás... No te das cuenta que a mi mujer le pego donde quiera y cuando quiera", le dijo el esposo de la denunciante a su suegro.

Minutos antes, el hombre había sido procesado sin prisión por golpear a su esposa y un juez especializado de familia dispuso la prohibición de acercarse a su cónyuge a 200 metros, durante 120 días.

El dictamen judicial, al que tuvo acceso El País, señala que el incidente ocurrió el jueves 19 cuando la denunciante se retiraba de una audiencia de la sede de familia. El indagado intentó pegarle a la víctima mientras la esperaba su padrastro.

Un policía, que cumplía un servicio 222 en la sede judicial, detuvo y esposó al indagado, luego que le tirara varios golpes a su esposa.

El caso pasó a la órbita de la jueza penal María Noel Odriozola Sandoval porque el individuo no respetó la orden judicial de no acercarse a su esposa.

Miedo.

En el Juzgado, la víctima manifestó que le tiene mucho miedo a su esposo. "Me ha golpeado y me dijo: Yo a vos te agarro cuando quiero. ¿Te pensás que me lo va a impedir un papel?", dijo la mujer afectada, según el expediente judicial.

El testigo A., padrastro de la agredida, señaló que la estaba esperando a la salida de la audiciencia judicial y que el indagado lo amenazó afuera de la sede diciendo que a la víctima le pegaba "cuándo quería y dónde quería".

La madre del indagado trató de restarle culpas a su hijo y declaró que este "nunca amenazó" a su esposa. "El problema se suscitó con el padrastro y no con ella", insistió en el mismo tribunal.

Uno de los testigos clave del incidente fue el agente policial que presta funciones de 222 en la sede de familia especializada.

Ante la jueza Odriozola, el efectivo expresó que observó a una mujer ingresar al juzgado de familia llorando y le manifestó que su marido le quería pegar porque lo había denunciado por violencia doméstica.

En la puerta del juzgado, el policía esposó al indagado para llevarlo la Seccional 3ª en averiguaciones de lo sucedido.

El policía declaró que, en la seccional, la madre del indagado le quiso pegar a la víctima.

Ante la jueza Odriozola, el indagado dijo: "Es todo mentira. Quien me insultó fue el padrastro de la denunciante. Además yo no le pegué en el Juzgado. Tenía una calle de por medio". El fiscal penal solicitó el procesamiento con prisión del indagado por la comisión de un delito de desacato en concurso formal con un de delito de violencia privada.

Según el fiscal, no cumplió con la medida del juez especializado de no acercarse a la víctima y, además, golpeó a su esposa al salir de la sede de familia.

La defensa del procesado indicó que no existen elementos de convicción suficientes para imputarle los delitos solicitados por la Fiscalía, ya que existen "claras contradicciones" en las declaraciones de la víctima y de su padrastro.

"La denunciante señaló que el acusado entró en la vivienda que compartía con ella y partió nueve sillas. Sin embargo, el padrastro de la víctima no mencionó ese hecho", dijo el abogado defensor, quien agregó que el hombre estaba a unos 50 metros de la víctima y discutió solo con el padrastro de ella.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados