MALDONADO

Procesaron a dos rusos profesionales del póker que estafaban en el Conrad

En 3 días se hicieron de una suma cercana a los US$ 20.000.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los hombres usaban cámaras ocultas y aparatos sofisticados. Foto: Pixabay

Dos hombres de procedencia rusa, jugadores profesionales de póker, fueron detenidos y procesados con prisión por estafa luego de que se comprobara que llevaban a cabo maniobras para estafar al Casino Conrad de Punta del Este.

Ambos jugadores, uno de 39 años y otro de 46, estaban hospedados en las instalaciones del lujoso hotel desde el pasado 23 de diciembre. Desde ese día, no habían parado de jugar al póker en las mesas del casino.

En la madrugada del pasado 24 de diciembre, trabajadores del casino notaron actitudes extrañas de uno de los hombres que iba al salón de juegos.

Fue así que el personal del casino comenzó a llevar a cabo una investigación apoyada por medios tecnológicos que se encuentran en las instalaciones del hotel.

Maniobra.

La modalidad mediante la cual los hombres de iniciales R.M y I.T ganaban dinero estafando al casino, parecía de película. El plan estaba estudiado paso a paso, y ya había sido llevado a cabo en diferentes países de la región, según informaron a El País investigadores del caso.

La sofisticada maniobra consistía en que uno de ellos iba hasta la mesa de juego, como cualquier apostador normal. Allí se colocaba estratégicamente, con una minúscula cámara de alta definición disimulada en sus ropas, con la cual podía filmar las cartas de sus adversarios en el momento en que estos las orejeaban. Ocupaba siempre la posición cinco en la mesa de póker "Texas Holdem" (también conocida como posición UGT+2).

El ruso, además, tenía un cableado debajo de su camisa y conexiones de audio en sus prendas de vestir. El jugador mantenía un brazo siempre extendido sobre el paño de la mesa, y con la otra mano levantaba apenas la esquina de las dos cartas que recibía. Sus adversarios cercanos también orejeaban sus naipes y la cámara minúscula del apostador ruso registraba esa imagen, al igual que las cartas repartidas por el tallador.

Mientras tanto, el cómplice se quedaba alojado en la habitación que habían alquilado. "Esa era la central de comando", dijo la fuente policial a El País.

Desde la habitación, a través de un monitor, antenas y equipos de audio, el cómplice recibía las imágenes en tiempo real de lo que estaba pasando en la sala de juego del casino.

El jugador, lo único que tenía que hacer era esperar las instrucciones que venían de su compañero, quien ya tenía todas las cartas vistas.

En reiteradas ocasiones, los estafadores lograron ganar los pozos de diferentes rondas de juegos.

Bastaba con que el compañero que estaba en la habitación dijera cuándo y cómo apostar para hacerse del dinero. No siempre ganaban (lo que habría resultado extremadamente sospechoso), pero sí se embolsaron una pequeña fortuna de casi 20 mil dólares en dos días.

Denuncia.

La sofisticada maniobra, que ya había sido empleada con éxito por los rusos en otros países, fue descubierta con rapidez por los trabajadores del Conrad, que advirtieron en el extraño gesto del jugador de mantener su brazo extendido sobre la mesa, una posible triquiñuela.

Ese detalle hizo que se fijaran detenidamente en él, entre todos los jugadores que llenaban las diferentes mesas de póker.

Entonces, los empleados de seguridad del complejo advirtieron de sus sospechas a las autoridades policiales.

La Policía detuvo a los dos rusos, a quienes incautó el equipo de espionaje electrónico que tenían en su habitación los tahures. El lunes, ambos fueron conducidos ante la jueza penal de feria de Maldonado, Susana Moll, quien anoche se expedía sobre el pedido de procesamiento de los dos apostadores rusos.

Compromiso para evitar "empañar el turismo".

"En relación a la detención de una banda de criminales especializados en estafas a casinos a partir de una denuncia realizada por Enjoy Punta del Este, la empresa reitera su total compromiso con las autoridades para contribuir al combate de actividades delictuales", aseguró un comunicado difundido ayer por la empresa.

El texto agrega que "la desarticulación de esta banda fue posible gracias al trabajo coordinado del personal de seguridad de Enjoy Punta del Este y la Policía de Maldonado. La empresa ratifica su compromiso de colaboración para evitar que este tipo de delitos empañe el normal desarrollo del turismo en Punta del Este".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados