PAYSANDÚ

Procesaron con prisión a un policía que abusaba de su hijastra

La pareja del hombre realizó la denuncia, tras enterarse de las agresiones sexuales a su hija de 11 años a través de una maestra.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Seccional 2a. de Policía de Paysandú. Foto: Luis Pérez

Un oficial de Policía de Paysandú fue a prisión por abusar de su hijastra de 11 años. La niña le contó a la maestra y a sus compañeras de escuela los reiterados abusos que vivía desde hacía dos años, según informó El Telégrafo.

El policía, de iniciales J.A.C.V., de 44 años de edad, convivía con la niña y la mamá, quien también se desempeña como policía.

La víctima de los abusos, que cursa sexto año escolar en el departamento sanducero, comenzó a tener “reacciones extrañas, se cortaba los brazos, y su rendimiento bajó, a pesar de que ella era abanderada”, contaron a El País allegados de la niña en la escuela.

La menor comenzó por contarle a sus compañeras el horror que estaba viviendo cuando se quedaba sola en su casa junto a su padrastro.

“Se puso a llorar en la escuela y las compañeras alertaron a la maestra, después ésta puso en conocimiento a la directora quien habló con la madre de la alumna”, informaron los funcionarios.

La madre de la niña realizó la denuncia y se procedió a la investigación del caso. Una vez iniciados los protocolos para este tipo de hechos, el oficial de Policía fue detenido y puesto a disposición judicial.

El indagado en todo momento negó haber abusado de la niña, pero las pericias psicológicas establecieron que “la coherencia de la menor y sus comportamientos responden plenamente a los sucesos relatados”, según informaron fuentes judiciales. La niña aseguró que los hechos obscenos se llevaban a cabo cuando su madre no se encontraba en el hogar y quedaba al cuidado del padrastro.

La madre de la menor declaró ante la Justicia que no estaba al tanto de la situación y que en los dos años que su hija sufrió los abusos nunca notó nada raro.

Finalmente, el magistrado Fabricio Cidade dictó el procesamiento con prisión para el oficial como autor de “reiterados delitos de atentado violento al pudor especialmente agravado”.

El fundamento del juez se basó en las pericias que se le practicaron a la niña, además de los relatos que ella misma brindó.

También se tuvo en cuenta para el procesamiento el relato de las autoridades de la escuela a donde concurre la menor, quienes dejaron constancia de las actitudes fuera de lo normal que estaba teniendo la víctima de los abusos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados