DESALOJOS EN EL "NUEVA ESPERANZA"

Procesaron a 8 ocupantes de asentamiento irregular

Una denuncia de la IMM motivó actuación de la Justicia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En 2015 ya había unas cien familias ocupando el terreno municipal. Foto: M. Bonjour

La jueza penal de 11° turno, Ana Margarita Salterain Gutiérrez, dispuso ayer viernes el procesamiento de ocho personas por el delito de usurpación.

Salterain accedió al pedido formulado por la fiscal Brenda Puppo ante una denuncia efectuada por la Intendencia de Montevideo. Entre los procesados sin prisión predominan las mujeres con hijos. Uno de los detenidos, un hombre con antecedentes penales, fue en cambio procesado con prisión.

La comuna capitalina acusó a más de treinta personas por la ocupación de un predio próximo a las viviendas del "Parque Guaraní", en donde establecieron el asentamiento irregular "Nueva Esperanza".

Buena parte de los procesados fueron conducidos a la sede penal. Por decisión de la magistrada, a los niños se los alimentó en el mismo juzgado.

En ningún momento de la tarde se acercó para interiorizarse del estado de los pequeños y sus madres ninguna asistente social, tanto del gobierno departamental como del Mides.

Sobre los procesados de la víspera pesa una advertencia de la magistrada de que deberán desalojar el predio. En caso contrario serán procesados, pero con prisión, por el delito de desacato.

Asimismo se adelantó que otros ocupantes del predio también terminarán conducidos ante la misma jueza y podrían resultar igualmente condenados. Los ya encausados aseguraron durante su comparecencia ante la magistrada que actores políticos, entre ellos un diputado, les dijeron que no abandonaran al predio, delimitado por la calle Costanera Maestra Aurelia Viera, en la Curva de Maroñas.

Antes, los abogados de la Intendencia de Montevideo los habían puesto en conocimiento de que en caso de no desocupar las tierras serían procesados por la justicia.

Antecedentes.

En agosto de 2015 ya se anunciaba que más de 100 familias estaban ocupando el terreno municipal y pretendían levantar allí sus viviendas.

Los vecinos del "Parque Guaraní" que estaban en contra de que se formara un asentamiento próximo a sus viviendas, denunciaron la situación en diversos ámbitos.

Gracias a eso consiguieron que la Justicia emitiera una orden de desalojo y actuara entonces la Guardia Republicana en dos ocasiones. Sin embargo, los ocupantes hicieron la división con cañas y cada parcela pasó a tener un cartel con el nombre de la familia correspondiente.

En junio de este año 2016, más de un residente en Parque Guaraní declaró a El País que la vida en la zona se había vuelto insegura. Los vecino deseaban que en el predio se instalara gente obrera, con capacidad de organizarse y hacer las cosas en regla. El predio ocupado abarca más de 2 cuadras. Parte del terreno es municipal pero también hay privados con derecho de propiedad en dos padrones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º