INVESTIGACIÓN

Dos procesados por el crimen de la pareja paraguaya en Solymar

Uno de los detenidos confesó y dijo que le pagaron US$ 30.000 para robar el celular de las víctimas. Pero no dijo quién lo contrató y el arma aún no aparece.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La camioneta recibió al menos 16 impactos en la Interbalnearia. Foto: F. Ponzetto

Dos personas fueron procesadas anoche luego de declarar por el crimen de la pareja paraguaya, acribillada en Solymar en el mes de febrero, y por la muerte de la adolescente que circulaba casualmente por el lugar esa noche y fue atropellada por la camioneta de los paraguayos.

Según informa Subrayado, los hombres fueron procesados por dos delitos de homicidio muy especialmente agravado a título de dolo directo y un delito de homicidio a título de dolo eventual en régimen de reiteración real en calidad de coautores.

Uno de los hombres, según informa Subrayado, confesó que recibió US$ 30.000 para robarle el celular a las víctimas. Y no dijo quién lo contrató, pero declaró que con el dinero se dividió en tres y que uno de los que recibió dinero fue el "Oreja Donato", recluido en una cárcel de Brasil actualmente por narcotráfico.

Según la declaración de este hombre, luego de repartir el dinero, esa misma noche  interceptaron la camioneta en la que circulaban las víctimas.

En la declaración asegura que fue "El Oreja Donato" la persona que disparó contra el matrimonio.

Pero como no pudieron tomar el celular que buscaban, se fueron, dejando a la pareja herida. La víctima que iba al volante apenas pudo seguir la marcha y más adelante perdió el control del vehículo, atropellando a Marcela Artagaveytia, de 16 años, que caminaba con un grupo de amigos.

El arma homicida aún no apareció.

El 6 de febrero, sobre las 23:30 horas, el paraguayo Ramón Quevedo Arce (45) y su esposa Claudia Guerrero (40) recibieron varios disparos desde otro coche en el kilómetro 24,100 de la avenida Giannattasio. En la parte trasera iba el hijo, un niño de 7 años, que resultó ileso.

Esta semana la Policía allanó la casa del "Oreja Donato". Además de estar involucrado en el asesinato de los paraguayos, también está vinculado a la muerte de un hombre y un bebé del barrio Casabó el pasado 30 de enero. Todos los asesinatos fueron con armas de fuego.

Durante el allanamiento a la casa donde ahora viven la madre, el padre y el hermano del "Oreja Donato", la policía encontró un arma marca Glock 9 milímetros, un rifle, un chaleco antibalas, tres cargadores y varias municiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados