ENSEÑANZA

Problemas en tres colegios privados

El sindicato de trabajadores de la educación privada (Sintep) está preocupado por el retraso en las indemnizaciones por los despidos realizados en el colegio José Pedro Varela y de distintas obligaciones con los trabajadores que siguen en la plantilla y por los que considera despidos arbitrarios y antisindicales en el colegio Elbio Fernández y en la Sagrada Familia.

La situación fue analizada ayer en una reunión en el Ministe-rio de Trabajo y Seguridad Social.

El dirigente Sergio Sommaruga dijo a El País que el colegio Varela atraviesa una situación "delicada" como consecuencia de que hay una caída en la cantidad de inscriptos para 2017 de alrededor de 250 alumnos con respecto a 2016 cuando ya había habido una caída. Los trabajadores que fueron despedidos como consecuencia de la reestructura que el colegio emprendió en 2016 para mejorar su situación financiera cobraron solamente una parte menor de la indemnización correspondiente. También hay un retraso en el pago de salarios vacacionales, aunque el sindicato recibió ayer seguridad por parte de la directiva del colegio de que es inminente el pago de los sueldos de diciembre, señaló el sindicalista. La situación fue analizada ayer en asamblea por los sindicalistas que aguarda-rán el resultado de una reunión a realizar en febrero en el Ministerio de Trabajo que consideran será clave.

Sommaruga denunció que en el Elbio Fernández, se produjo el despido de una delegada sindical "de un día para el otro para pasar un mensaje amedrentador" y de una maestra que se desempeñaba hace 31 años en la institución. Para Sommaruga, estas situaciones son distintas a las del Varela porque en el Elbio Fernández, "no hay déficit" y "viene creciendo" en cuanto a su cantidad de alumnos. Según el sindicalista, lo que viene ocurriendo es consecuencia de la "desregulación absoluta en la enseñanza privada" que se beneficia de "subsidios" de millones de pesos provenientes de la sociedad (por la exoneración de aportes patronales). Sommaruga sostuvo que "no se puede estar omiso" y que "hay un descontrol" y omisión de las autoridades. Y la anterior gestión del Varela cometió "cualquier tipo de desmán", señaló. En enero del año pasado el Varela, una institución con más de 100 años, procesó una reestructura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados