La zona norte será la más afectada por precipitaciones; abundarán en octubre

Primavera lluviosa y con heladas

El invierno se despide con fuertes vientos, lluvias y hasta granizadas como las que ocurrieron en la tarde de ayer en Cerro Largo. Las rachas de viento que rondaron los 75 kilómetros por hora se registraron en el sur y este del territorio nacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Intensa granizada se abatió ayer en Sarandí de Aceguá, Cerro Largo: despedida del invierno.

A las 5:20 se producirá mañana el equinoccio de otoño, momento a partir del cual comenzará la primavera. Eso hablando en términos astronómicos, pero no meteorológicos. Porque en la próxima jornada se estarán intensificando las lluvias en el sur, desde Colonia hasta Punta del Este. Y también habrá fuertes vientos.

Recién mejorará el tiempo hacia el fin de semana, aunque con temperaturas bajas, (de 16° la máxima en Montevideo).

Cambio climático.

Las precipitaciones de las últimas horas y las tormentas eléctricas concentradas al este de Uruguay se debieron a un cambio de las condiciones atmosféricas.

Un frente cálido se formó sobre el norte de Bagé y se extendió hasta el Río de la Plata, en donde colisionó con empujes de aire frío provenientes de la provincia de Buenos Aires y Malvinas en donde se ubica un anticiclón.

Después de las precipitaciones de agosto que provocaron inundaciones y desplazados de sus hogares, septiembre se caracterizó por lluvias por debajo de la media y temperaturas frías con heladas meteorológicas. El nuevo déficit de precipitaciones volverá desde ahora a revertirse otra vez.

La primavera aparecerá lluviosa en Cerro Largo, el norte de Tacuarembó, Rivera en especial y Artigas. En el sur continuará la circulación de nubosidad pero sin acumulaciones de agua tan intensas. No antes de fines de septiembre ascenderán las temperaturas máximas, próximas a los 22° al sur.

Al comienzo de octubre se mantendrán las temperaturas bajas para la estación y permanecerán mínimas de 10° en la primera semana que podrán aún dar lugar a heladas agrometeorológicas. Durante las primeras dos semanas llovería durante tres días pero la situación empeorará en la segunda quincena, con acumulados de hasta 35 milímetros.

Luis Zunino, experto en meteorología sinóptica, formado en Argentina, adelantó a El País que El Niño está muy firme, ubicándose en casi un 95% la persistencia del fenómeno, por lo cual se espera que continúe hasta el próximo otoño, cuando comenzaría a debilitarse.

Eso significa que llega a un 60% la posibilidad de que se produzcan precipitaciones por encima de lo normal en todo el país, aunque sobre todo en la zona norte.

Se considera que El Niño es el más fuerte de los últimos veinte años, más o menos desde que existe instrumental meteorológico para estudiarlo con precisión.

De todos modos, no ha llegado a manifestarse con toda su enjundia sobre Uruguay como sí en los países vecinos y más al norte de Latinoamérica.

Eclipse.

Según se informa en el portal de Met Uruguay, en su primera semana la primavera ofrecerá un eclipse total de luna que será visible en toda América del Sur.

En Uruguay podrá ser observado entre la noche del domingo 27 y la madrugada del 28.

El comienzo de la fase Umbral está anunciado para minutos después de las 22:00, y a las 23:11 quedará sumergida en el cono de sombra proyectado por la Tierra. Entre esa hora y las 00:23 del lunes, la luna queda teñida de rojizo. A la hora 1:27 habrá regresado completamente a su color habitual.

Estadísticas de la primavera

De 1971 a 2013, el récord de la temperatura máxima en primavera se registró en Rivera, el 16 de octubre de 1985. Llegó a 41.5°. El récord de la mínima fue de -5.9° en Mercedes, el 2 de septiembre de 1966. La más fría se dio en 1974 ,con una media de 15.9°. La más cálida fue la 2012 (18.4°). La de mayor precitación se vivió en 2009 (569,3 mm). Tuvo menos lluvias la de 1999.

RECETAS CONTRA ESPÍCULAS Y POLEN

Alergias que vuelven por pelusas

En 2012 la Intendencia de Montevideo comenzó a plantar una especie de plátanos con menor floración para disminuir los problemas que causa la caída de las espículas o pelusa en primavera. Esos nuevos ejemplares (poco más de 600) fueron además inyectados por una especie de complemento estudiado por los técnicos del vivero municipal de Toledo Chico. La elección de los tradicionales plátanos (el 11% de todos los árboles que hay en la ciudad) obedece a su adaptación al espacio urbano, en la medida que las raíces no se expanden generando la ruptura de las veredas y porque toleran atmósferas muy contaminadas por polvo y gases. En toda la ciudad hay más de 20.000 plátanos, la mayoría en las zonas más céntricas. Sus espículas (pelusa visible) o el polen (invisible) pueden causar alergias oculares o de las vías respiratorias. Se recomienda el uso de lentes y no refregarse los ojos para evitar el aumento de la irritación. Solo hay que lavarse los ojos con agua. La automedicación de los corticoides, que están incluidos en los colirios y las gotas nasales, no se aconseja ya que puede terminar en una infección.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados